La actitud de los conductores europeos de automóviles hacia los vehículos eléctricos

0
409

Las previsiones sobre el aumento de las emisiones de CO2 provenientes del transporte por carretera para el futuro, han hecho que se implementen varias iniciativas europeas para el desarrollo del vehículo eléctrico. El éxito de su desarrollo depende en gran medida de la actitud que muestran los conductores europeos ante la llegada de la movilidad eléctrica.

Por eso, la Comisión Europea ha presentado un informe en base a una encuesta realizada en seis países miembros: Francia, Alemania, Italia, Polonia, España y Reino Unido. La encuesta determina la forma en que los usuarios perciben en estos momentos la llegada del vehículo eléctrico, y las características que deberían tener para despertar su necesidad de adquirirlos: velocidad, tiempo de recarga, precio, autonomía, siendo estas dos últimas las más importantes.

El estudio marca la necesidad de nuevas inversiones en I+D para mejorar estos aspectos y de actividades de demostración para aumentar la conciencia pública de la movilidad eléctrica. Los usuarios consideran necesarios los incentivos públicos para su fomento, y adecuados sistemas de recarga.  Los vehículos eléctricos son vistos como una manera eficiente de mejorar el transporte por carretera, de hecho un buen número de fabricantes de automóviles y equipos originales están lanzando novedades al mercado.

Iniciativas europeas

Diversas iniciativas en políticas europeas subrayan las oportunidades de la movilidad eléctrica y proponen planes de acción a los Estados. En el informe “Cars 2020″: Plan de Acción para una Europa competitiva y una industria automotriz sostenible en Europa”, la Comisión Europea propone acciones para promover la inversión en infraestructura de recarga y una normativa UE para la estandarización de la interfaz de recarga (Comisión Europea, 2012A). El Libro Blanco del transporte titulado “Hoja de ruta hacia un Espacio Único Europeo del Transporte – Hacia un sistema de transporte competitivo y eficiente de los recursos “, establece como uno de los objetivos la reducción a la mitad del uso del automóvil convencional para el transporte urbano para 2030, y su eliminación gradual en las ciudades para el año 2050, así como la consecución de espacios limpios de CO2 en los centros de las principales zonas urbanas para 2030 (Comisión Europea, 2011).

Encuesta

Como decíamos antes, la encuesta fue realizada en Francia, Alemania, Italia, Polonia, España y Reino Unido, que corresponden a una cuota de mercado de más del 75% de las ventas totales de vehículos nuevos en la Unión Europea en 2011.

Las principales conclusiones que se obtuvieron destacan que aunque el mercado de coches eléctricos es aún muy reducido y no se ven apenas unidades circulando por las carreteras, el nivel de conocimiento no es tan malo: En primer lugar, la mayoría de las personas están de acuerdo en que los coches eléctricos son todavía muy caros, tienen emisiones cero y son muy silenciosos. En segundo lugar, muchas personas parecen estar interesadas en la compra de un coche eléctrico en el futuro, aunque la probabilidad a la que se refiere la compra está probablemente distorsionada por la falta de un mayor conocimiento del producto.

En tercer lugar, las necesidades de los consumidores hacia los vehículos eléctricos pasan por  reducir su precio y aumentar su autonomía, es decir, lograr el mismo nivel de precio y prestaciones de los vehículos convencionales. La posibilidad de recargar el coche en casa para aquellos que no tienen un garaje privado también es un factor clave.

Conclusiones

De este estudio se desprende la importancia del impulso de inversiones en I+D para mejorar algunas de las características de funcionamiento de los vehículos eléctricos como son el precio y la autonomía. También se relaciona la familiaridad o el nivel de conocimiento a la experiencia, y por tanto son fundamentales las exposiciones y demostraciones de este tipo de vehículos.  Esto subraya la necesidad de actividades de demostración a fin de aumentar la conciencia pública de la movilidad eléctrica y también para recibir información de primera mano de los conductores sobre su experiencia de conducción de un vehículo eléctrico. Una mayoría de los encuestados considera que los incentivos públicos son necesarios para fomentar un mercado más amplio de vehículos eléctricos. Además, el estudio muestra que una adecuada técnica de recarga se percibe como crucial por los conductores de automóviles.

Se puede concluir diciendo que los conductores de automóviles europeos ven las oportunidades que los vehículos eléctricos podrían ofrecer pero que deben cumplirse una serie de pre-requisitos  a fin de garantizar que los conductores de automóviles pueden considerar los vehículos eléctricos como una opción de compra real.

Estudio completo

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here