Pegatinas que se deben poner en el parabrisas tras pasar la ITV

Favorable, desfavorable o negativa son los tres posibles resultados que podemos obtener cuando llevamos nuestro coche eléctrico a pasar la ITV. Cada uno tiene unas connotaciones diferentes cuyo incumplimiento puede acarrear multas…

Datos de la Asociación de Entidades para la Inspección Técnica de la Comunidad de Madrid (AEMA-ITV) revelan que el 81% de los vehículos que se presentan a la ITV la aprueban a la primera.

Pero hay también un 19% que recibe un resultado desfavorable o negativo que supone un suspenso ante el descubrimiento de una serie de defectos que deben ser subsanados para garantizar su seguridad y la del resto de los usuarios de las vías.

Primera ITV de un coche eléctrico, cuándo pasarla

Los tres posibles resultados de la ITV

El resultado de la ITV de un coche eléctrico que únicamente se conocerá una vez haya finalizado la comprobación de los diferentes sistemas que se chequean en la prueba.

Hay tres opciones.

ITV favorable

Si la ITV es favorable, se podrá continuar circulando con seguridad y sin necesidad de volver hasta la próxima cita.

Es posible que los operarios hayan detectado algunos defectos leves. En ese caso, el titular del vehículo debe repararlos cuanto antes, aunque no será necesario que vuelva a la estación para que se realice nueva inspección técnica.

ITV desfavorable

Que el resultado de la ITV sea desfavorable significa que el vehículo tiene defectos graves que ponen en riesgo su seguridad y la del resto de usuarios de la vía. En consecuencia, sólo podrá circular para ir al taller a repararlos y regresar a la estación para realizar una nueva inspección.

El titular del vehículo tiene un plazo de dos meses para subsanarlos y acudir nuevamente a la estación de ITV que desee para que se compruebe la subsanación de los defectos detectados.

Como norma general, esta segunda inspección es gratuita (en este enlace tienes más información sobre el precio de la ITV para los coches eléctricos) si se hace en el plazo de dos meses. Si no es así, esto es, se hace pasados esos dos meses, el vehículo se tendrá que inspeccionar nuevamente.

Circular con un coche con ITV desfavorable más allá del taller conlleva sanción de 200 euros.

ITV negativa

itv de coche eléctrico
Imagen: DepositPhotos.

La inspección técnica con resultado negativo, por su parte, se debe a que se ha detectado, al menos, un defecto muy grave por constituir un riesgo directo e inmediato para la seguridad vial o tener un impacto sobre el medio ambiente e inhabilita al vehículo para circular por las vías públicas.

Si se da esta situación, no se podrá circular en absoluto con el vehículo, será a través de medios ajenos -una grúa normalmente- que se traslade el mismo hasta el taller. El plazo para subsanarlos y volver a realizar la ITV del vehículo también es de 2 meses.

En este caso, si no se cumple con la normativa, la multa será de 500 euros.

 

Te puede interesar…

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor introduce tu comentario
Por favor ingrese su nombre aquí