El proyecto del primer puerto para un hyperloop de mercancías ya tiene ubicación y nombres: Hamburgo e HyperPort. Está prevista su finalización en 2023. Su longitud será de 100 metros de largo. Constará de un muelle de carga y una cápsula especialmente diseñada para el transporte de mercancías. Además, su diseño tendrá sello español.


No es la primera vez que hablamos de esta innovadora forma de transporte para el futuro. Pero esta vez parece todavía más real y cercano, porque está diseñado, desde el comienzo, como un hyperloop de mercancías y tiene puerto y fecha.

Entre las promesas del ‘hyperloop’ están su gran velocidad. En condiciones óptimas puede superar los 1.000 km/h y, además, no emite CO2.

Con respecto al ‘HyperPort’, un sistema de carga basado en la tecnología del ‘hyperloop’, quiere aumentar la capacidad y la eficiencia del transporte de mercancías. Además, evitará la congestión de tráfico en los puertos.

Advertisement

El ‘HyperPort’ es un proyecto conjunto de la empresa estadounidense HyperloopTT y el operador alemán Hamburger Hafen und Logistik Aktiengesellschaft (HHLA).

En cuanto al diseño del puerto y de la cápsula de transporte de mercancías corre a cargo de la consultora madrileña Mormedi.

Si todo va como esperan, este prototipo podría estar en funcionamiento en el puerto de Hamburgo para 2023. Aunque para saber la fecha concreta tendremos que esperar al anuncio oficial, en octubre, durante el ITS World Congress.

HyperPort e hyperloop de mercancías con sello español

Jaime Moreno, fundador y CEO de Mormedi, la empresa madrileña que participa en el diseño, ha explicado las ventajas del sistema. Permitirá descargar un barco en un tiempo muy inferior al de otros sistemas tradicionales como los trenes de mercancías o los camiones:

“El diseño permite cargar un contenedor cada 55 segundos y lanza la cápsula a cerca de 1.000 km por hora con intervalos por cápsula de 55 segundos”.

Además, sostiene que es un sistema mucho más fiable porque al ir dentro de un tubo no se ve afectado por las condiciones meteorológicas externas.

El diseño de la cápsula de mercancías es totalmente distinto al que se usa en el transporte de personas, añade Moreno. Las diferencias entre ambos son obvias: no tiene asientos, ni necesita baños o máquinas de ‘vending’.

Hyperport e hyperloop

Además, tiene dos grandes compuertas en el techo en lugar de puertas laterales. Esto, según Moreno, facilita la carga por arriba con el sistema de grúas que se usa en la actualidad en los puertos. La sección de la cápsula también tiene que ser de mayor tamaño que la de pasajeros. Es requisito necesario para poder alojar sin problemas contenedores de mercancías de 12 metros de largo y unas 30 toneladas de peso.

La tecnología

Según HyperloopTT, su sistema cuenta con paneles solares a lo largo de sus líneas y estaciones. Y, además, con sistema que recupera energía durante la frenada para alimentar las baterías de las cápsulas. Asimismo, según la compañía estadounidense, el sistema funciona de tal manera que es capaz de generar un excedente de energía.

Indica el CEO de Momerdi que la tecnología está dando sus primeros pasos y tiene aún que superar obstáculos. Lo primero que requiere el desarrollo es el sistema regulatorio y la construcción de infraestructuras. Estas últimas tendrán que ser totalmente nuevas y hechas a medida.

En el caso del ‘HyperPort’, Moreno señala que hace falta construir los tubos, las dársenas de accesos y el sistema de grúas en los puertos.

Otro gran obstáculo, según Moreno, es conseguir la financiación para construir los primeros tramos; asimismo, las autorizaciones gubernamentales para que este nuevo sistema de transporte empiece a operar.

Y es que, a pesar de los diferentes proyectos que ya existen en el mundo, desde que Elon Musk propuso el reto, ningún gobierno ha querido hacer una apuesta en firme.

De esta tecnología sigue preocupando su alto coste de implementación, más de 121 millones de dólares por milla según algunos datos. Igualmente, los problemas de seguridad inherentes al propio diseño del ‘hyperloop’. Teniendo en cuenta los 1.000 km/h del hyperloop, la más mínima rotura en los túneles de vacío podría provocar graves accidentes, arriesgando la seguridad.

También te puede interesar:

 

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here