Sobre la mesa de la Comisión de Reindustrialización de Nissan hay una nueva idea. Presentado por el grupo inmobiliario de origen australiano Goodman, se trata de un proyecto sostenible pero nada relacionado con la automoción que conllevaría una inversión de 550 millones de euros y daría empleo a 3.200 personas.

El Grupo PUNCH garantiza el futuro de la planta de Nissan en Barcelona con una pick de hidrógeno caliente

Goodman irrumpe así en la puja por la gestión de las instalaciones y los terrenos que todavía explota Nissan en Zona Franca, Montcada i Reixac y Sant Andreu de la Barca (todas en Barcelona). Una pugna en la que los proyectos enfocados a impulsar la movilidad eléctrica (creación de un hub, fábrica de baterías…) parecían ser los que tenían más opciones.

Hacer de Nissan Barcelona una plataforma logística

La propuesta de Goodman para los terrenos de Nissan en Barcelona pasan porque una vez que la compañía automovilística cese su actividad las instalaciones y terrenos se conviertan en plataformas logísticas modernas y próximas a la ciudad de Barcelona.

“El plan también contempla el desarrollo de espacios flexibles, así como centros de datos que reforzarán la posición de Barcelona como ciudad de referencia en el ámbito de la industria 4.0“, explica la empresa en un comunicado.

Para las instalaciones de Montcada i Reixac, Goodman apuesta por una solución global que integre la industria con la logística de distribución urbana, “cumpliendo los más altos estándares de calidad y sostenibilidad”.

Proyecto sostenible para las instalaciones de Nissan Barcelona

En el ámbito logístico, el proyecto propone el desarrollo de instalaciones vanguardistas para logística y distribución urbana en la Zona Franca, dando respuesta a la necesidad de plataformas modernas próximas a la ciudad de Barcelona.

El plan también contempla el desarrollo de espacios flexibles, así como centros de datos que reforzarán la posición de Barcelona como ciudad de referencia en el ámbito de la industria 4.0.

Además, se crearían nuevos espacios públicos para uso y disfrute de todos los ciudadanos; nuevas zonas verdes, incluido un huerto urbano ecológico. Una gran parte del terreno se destinaría a servicios, como restaurantes, instalaciones deportivas y zonas de ocio.

Así es la propuesta de QEV Technologies para hacer de las instalaciones de Nissan en Barcelona un ‘hub’ de movilidad eléctrica

Para Montcada i Reixac, Goodman también apuesta por una solución global que integre la industria con la logística de distribución urbana, cumpliendo los más altos estándares de calidad y sostenibilidad.

También se realizará una importante inversión para mejorar la accesibilidad de la zona y la integración del proyecto en su entorno desde una perspectiva urbanística y arquitectónica.

Libre de emisiones

Goodman se asegurará de que los materiales extraídos durante el proceso de deconstrucción y desarrollo del terreno sean recuperados (reciclados y reutilizados localmente).

También señala que, en caso de que su proyecto salga adelante, “se minimizarán las emisiones y el impacto medioambiental del desarrollo”. Entre otras medidas, la compañía se compromete a compensar las emisiones de carbono que no puedan evitarse, con el fin de lograr una construcción con cero emisiones netas.

El proyecto permitirá a los futuros ocupantes realizar un uso libre de emisiones, gracias la utilización de energías renovables in situ (15,2MW de paneles fotovoltaicos), la apuesta por la eficiencia energética y la promoción de la movilidad verde.

Planta de Nissan en Barcelona

Más de 3.200 empleos directos

El planteamiento de Goodman ofrece una visión innovadora que integra la industria y la logística impulsando la economía local y generando una importante creación de empleo en la zona.

La actividad logística por sí misma generaría más de 3.200 puestos de trabajo directos, a los que se sumarían los empleos creados a partir de la actividad industrial, en una amplia gama de profesiones, funciones y cualificaciones.

La compañía se compromete a “participar activamente en la generación de puestos de trabajo de calidad, a mantener el empleo en la zona, a facilitar la formación y a promover el empleo entre las empresas logísticas, industriales y de centro de datos que operarán en las nuevas instalaciones”.

El proyecto tiene en cuenta el previsible crecimiento de la población

Ignacio García Cuenca, Country Manager de Goodman en España ha señalado que “la propuesta de Goodman para el antiguo emplazamiento de Nissan tiene en cuenta las necesidades de todas las partes interesadas actuales y futuras”.

“Nuestra propuesta es una regeneración completa del emplazamiento; no sólo satisface las necesidades actuales, sino que aborda las tendencias a largo plazo de la urbanización, el creciente consumo y el aumento de los requisitos de sostenibilidad para el futuro”, apunta.

Los 8 coches eléctricos más vendidos en España durante el primer semestre de 2021

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor introduce tu comentario
Por favor ingrese su nombre aquí