Ford se centrará en una nueva experiencia de propiedad del vehículo

Con la electrificación de sus modelos Ford plantea cambiar la experiencia de propiedad de sus clientes en la que se incluya todo lo necesario para su movilidad. Se transformará en un servicio a la carta en el que se incluya también la recarga en el hogar y en la carretera.

El catálogo de Ford en lo referente a modelos electrificados se limita hoy en día al Ford Focus Electric, un coche transformado a partir del modelo de combustión con varias carencias y que hoy en día se queda lejos de las nuevas propuestas del resto de fabricantes. En enero de este año el fabricante americano anunció en Detroit que duplicaría su inversión en movilidad eléctrica hasta los 11.000 millones de dólares poniendo en el mercado de 16 nuevos coches eléctricos y 24 híbridos enchufables con la vista puesta en el año 2022.

El año pasado Ford creó el equipo Edison que se centraría en identificar y desarrollar asociaciones con otras compañías de vehículos eléctricos con el fin de acelerar su transición a la electrificación de su flota.

Ford ha presentado la actualización de sus planes de electrificación para 2020, momento en el que llegará su primer modelo construido desde cero para ser eléctrico, un CUV con 480 kilómetros de autonomía.  La furgoneta F-150, uno de los modelos de Ford más vendidos, recibirá los dos tipos de motorización y se espera que sea uno de los vehículos más solicitados por sus clientes.

Ford Mach 1, el CUV eléctrico de la marca
Ford Mach 1, el CUV eléctrico de la marca

Por otra parte Ford quiere transformar la experiencia de propiedad del vehículo de hoy en día, algo similar a lo que también ha propuesto Polestar y Volvo. Esta transformación podría dirigirse hacia un servicio de suscripción que mediante el pago de una cuota de derecho al uso del coche y a su mantenimiento. Algo así como un ‘todo incluido’, que también incluya la recarga. Para ello propone “hacer de la recarga una experiencia que no conlleve esfuerzo ni en el hogar ni en la carretera, así como ofrecer todo vehículo  actualizaciones de software por OTA (on-the-air) para mejorar la capacidad y las características de sus coches”.

Tesla es, en este caso, el fabricante que se nos viene a la cabeza al hablar de actualizaciones, para otros fabricantes, a menudo limitadas por los contratos de mantenimiento con los concesionarios que, en ocasiones, se solapan con ellas.

Ford Focus electric
Ford Focus electric

Igualmente Ford quiere profundizar en la infraestructura de recarga. Sherif Marakby, Vicepresidente de Vehículos Autónomos y Eléctricos de Ford: “Poner un cargador en el maletero de los coches eléctricos de nuestros clientes y enviarlos a la carretera no es suficiente para promover la movilidad eléctrica”. De hecho Ford es uno de los integrantes de la red de recarga rápida Ionity que está comenzando a instalarse en Europa.

Ford también afirma que su plan de fabricación de vehículos eléctricos será significativamente más eficiente que lo que se está haciendo actualmente: “reduciremos a la mitad el espacio necesario para las operaciones de ensamblaje final, reduciremos la inversión de capital en un 50 por ciento” y aumentaremos en un  30 por ciento la eficiencia laboral de los trabajadores”.

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here