baterías

El Parlamento Europeo (PE) ha pedido fijar objetivos más estrictos para la recogida, recuperación y reciclaje de materiales de las baterías; así como buscar nuevos diseños y ensamblajes que faciliten su sustitución.

Según ha explicado la ponente del informe Simona Bonafè, la propuesta del PE para la nueva directiva sobre pilas y baterías en la que trabaja la UE busca reducir la dependencia de materias primas necesarias como el litio o el cobalto, que son escasas en Europa y que la UE importa desde terceros países.

Bonafé, que es eurodiputada italiana, ha pedido “crear un sistema industrial europeo de baterías” que ayude a “reforzar la autonomía estratégica” en un mercado clave para lograr los objetivos de la UE de alcanzar la neutralidad climática y la movilidad sostenible hacia 2050.

Reducir la huella de carbono de las baterías

De aprobarse la propuesta del PE, este sistema industrial europeo permitiría un mayor seguimiento de los costes sociales “reprobables”, como el trabajo infantil en minas o fábricas. De aprobarse, se trataría de la primera normativa que regula toda la vida de un único producto, desde su extracción en terceros países hasta su reciclado y reutilización.

Otras de las claves de la propuesta del PE son una mejora en la vida útil de las pilas y baterías, una declaración de huella de carbono en todas ellas, y nuevos estándares para fabricar un cargador único, algo en lo que la Comisión ya trabaja para el mercado de los teléfonos móviles.

La red global de producción de baterías de Mercedes-Benz incluirá nueve fábricas de baterías en tres continentes.

Según recoge la agencia EFE, Virginijus Sinkevičius, comisario de Medio Ambiente, Océanos y Pesca, ha al PE por la “ambición” de su propuesta, pero advirtió de que el nuevo reglamento “debe ser realista” para que se pueda aplicar “sin complicaciones”.

La propuesta de la Comisión ya pedía reforzar el funcionamiento del mercado interno, promover una economía circular y reducir el impacto ambiental y social del empleo de las pilas, tal y como se recoge en el Pacto Verde Europeo, el Plan de Acción de Economía Circular y la Nueva Estrategia Industrial.

La aprobación definitiva de esta nueva normativa queda supeditada a la ratificación de los gobiernos nacionales en el Consejo Europeo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor introduce tu comentario
Por favor ingrese su nombre aquí