Hace unos meses, First Stop anunció su intención de poner en marcha un servicio de asistencia en carretera exclusivo para vehículos enchufables. La idea era poner en funcionamiento una innovadora solución de carga fuera de taller.

El proyecto no ha quedado en papel mojado. Durante este tiempo, la cadena de reparación rápida ha hecho importantes avances; hasta hoy que hace oficial el vehículo con el que llegará al lugar donde se encuentre el enchufable que precisa asistencia.

First Stop ha firmado un acuerdo bilateral con Scoobic Urban Mobility; empresa comercializadora del vehículo eléctrico Scoobic. A través de la firma de este acuerdo, First Stop se convierte en partner oficial de la compañía en España y Portugal, realizando el mantenimiento y la recarga de estos vehículos eléctricos, al mismo tiempo que incorpora dentro de su flota el vehículo eléctrico Scoobic Light.

Así es Scoobic, el coche eléctrico de asistencia en carretera

Scoobic es un vehículo cien por cien eléctrico y, por tanto, cero emisiones que aúna la agilidad y rapidez de una moto con la posibilidad de carga de una furgoneta y que, además, limpia el aire de las ciudades a través de un sistema de aspiración que filtra las partículas de carbono y emite aire limpio.

A partir de ahora, First Stop realizará el mantenimiento y la recarga de los vehículos que Scoobic Urban Mobility comercializa, desde los modelos de transporte de mercancías como Scoobic Light hasta los vehículos de movilidad personal y motocicletas eléctricas. Este acuerdo también contempla el suministro de neumáticos, soluciones de telemática de Webfleet Solutions y el uso por parte de Scoobic de los más de 100 puntos de recarga que First Stop dispone a lo largo del territorio nacional y en Portugal.

Primero en Madrid, Barcelona y Sevilla

Madrid, Barcelona y Sevilla se convierten en las primeras ciudades en las que First Stop cuenta ya en su flota con vehículos del modelo Scoobic Light para realizar, entre otros servicios, recargas de emergencia, cambios de baterías a patinetes y motocicletas y recogida nocturna de patinetes eléctricos, además de los servicios habituales de mantenimiento exprés.

El acuerdo que hemos alcanzado con Scoobic refuerza nuestro compromiso con la movilidad sostenible y nos permite seguir desarrollando soluciones de movilidad más eficientes y dirigidas a las flotas urbanas. Con esta alianza conjugamos la innovación de Scoobic, a través de su amplia gama de vehículos eléctricos de última milla, con la capacidad de la red First Stop”, explica la compañía en un comunicado.

“La movilidad como servicio surge ante los nuevos retos del transporte de personas y mercancías y, en ese contexto, las redes de mantenimiento y reparación jugamos un papel fundamental para dar respuestas a las necesidades que plantea la movilidad del siglo XXI” añade Álvaro Cuñado, Responsable de Movilidad de First Stop.

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here