Imagínate por un momento: afrontar un viaje largo, muy largo (incluso una vuelta al mundo en 80 días) con tu coche eléctrico, sin tener que preocuparte por dónde parar a recargar las baterías porque estás se van llenando contínuamente. ¿Utopía? ¿Realidad? De momento, lo dejamos en proyecto: el que está desarrollando una empresa francesa bajo el nombre de EP Tender, un remolque que funciona como cargador portátil

EP Tender es un invento made in France (de origen francés). Pretende acabar con la ansiedad que produce temer quedarse sin autonomía en un viaje largo y con el inconveniente de tener que preparar la ruta con antelación para tener claro dónde parar a recargar a la espera de que la infraestructura de puntos de carga sea suficiente como para despreocuparse. La idea es: solo parar para descansar y tomar un café (la DGT recomienda hacer paradas cada dos horas).

La solución que propone esta empresa francesa es de lo más ingeniosa: un remolque se acopla al coche eléctrico y va recargando la batería continuamente.

EP Tender, el cargador portátil

La propuesta de EP Tender es algo así como llevar la electrolinera a cuestas. Se trata de un sistema de carga portátil instalado en un remolque que se acopla al coche eléctrico.

 

Por el momento, EP Tender ha desarrollado dos prototipos de su remolque de carga portátil. Tienen una capacidad de 36,5 kWh, aunque la empresa planea presentar un segundo prototipo más potente (de 60 kWh) que debería estar listo dentro de cinco años.

“Esta opción permitirá a los conductores elegir un vehículo eléctrico con una autonomía menor, por tanto más barato, y usar sólo estos remolques de modo ocasional”, explica Jean-Baptiste Segard, CEO de EP Tender.

Los obstáculos para su puesta en marcha

De momento, el sistema de carga portátil de EP Tender tiene muchas ventajas, pero también inconvenientes.

El principal obstáculo para su desarrollo es que los vehículos deben estar equipados con un sistema de carga en marcha. La compañía está ya en conversaciones con el grupo PSA para que pongan a prueba la eficacia del sistema.

EP Tender tiene previsto que, en caso de que el proyecto salga adelante, los remolques de carga portátil se comercialicen mediante un sistema de alquiler. La idea es que se puedan utilizar a unos 34 euros por día de uso. Una buena oferta teniendo en cuenta que el precio venta rondaría los 10.000 euros.

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here