Las previsiones auguran un 2021 mejor para la producción de las plantas españolas, pero muy supeditada a la evolución de la pandemia.

Con la aprobación de las bases que regulan el PERTE del Vehículo Eléctrico y Conectado (PERTE_VEC) se cumple la I impuesta por el Grupo Volkswagen para adjudicar la fabricación de enchufables a sus fábricas españolas de Martorell (Barcelona) y Landaben (Navarra) 

A principios de diciembre, Volkswagen hizo pública la hoja de ruta de electrificación de sus plantas europeas. Los planes del grupo alemán mantenían la intención de adjudicar la fabricación de vehículos eléctricos a las fábricas de Martorell (Barcelona) y Landaben (Navarra). Pero condicionaba su decisión final a las ayudas públicas.

“En la Península Ibérica, está previsto construir vehículos eléctricos compactos en la planta multimarca de Martorell y SUV eléctricos en la planta multimarca de Pamplona a partir de 2025”, adelantaban desde la marca. Ahora bien, matizaban que no se trataba de una decisión en firme sino que dependía “de las condiciones generales y de los incentivos gubernamentales”.

El PERTE_VEC acerca la fabricación de eléctricos a VW Navarra y Martorell

Con la aprobación de la bases que regulan el reparto de los casi 3.000 millones de euros de presupuesto asignados al PERTE del Vehículo eléctrico y Conectado el Gobierno cumple el requisito impuesto por la directiva de Volkswagen.

El PERTE_VEC contempla la adjudicación de ayudas mediante un “proceso de concurrencia competitiva”; es decir, entrarán en puja varias propuestas.

El Gobierno y Seat llevan tiempo en conversaciones para instalar en Martorell una fábrica de baterías, por lo que todo apunta a que el de Volkswagen será uno de los mejor posicionados.

TODOS LOS COCHES ELÉCTRICOS DE LA MARCA VOLKSWAGEN QUE ESTÁN A LA VENTA

Las previsiones auguran un 2021 mejor para la producción de las plantas españolas, pero muy supeditada a la evolución de la pandemia.

Cuenta además con el apoyo de terceras compañías de importante valor en el proceso como Iberdrola y Telefónica; además de algunos de los principales proveedores como Gestamp, Ficosa, Grupo Sesé o Antolín.

Esto último es importante porque las bases del PERTE_VEC establecen que los interesados deberán constituir una agrupación de empresas sin personalidad jurídica, formada por al menos cinco compañías consideradas tractoras e integrar en el proyecto al menos a un 40% de pymes.

La inversión mínima se establece en 40 millones y deberá tener impacto en al menos dos comunidades autónomas.

Objetivo: hacer de España un país líder en electromovilidad

En un comunicado, la ministra de Industria, Reyes Maroto, afirma que el Gobierno ha cumplido “con su compromiso de tener lista la estructura del proyecto estratégico antes de fin de año y ya contamos con un esquema de ayudas específico que son el corazón del Perte”.

Añade que el reciente visto bueno de la Comisión Europea “va a permitir incrementar la intensidad de las ayudas públicas para los proyectos que se aprueben”.

Esto “va a favorecer la atracción de inversiones a España y reforzar a todo el ecosistema de automoción español con el desarrollo de nuevas actividades en torno a la cadena de valor industrial del vehículo eléctrico y conectado, convirtiendo a España en líder de electromovilidad a nivel europeo”, sentencia Maroto.

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here