Llama especialmente la atención porque el país europeo que aspira a que, en 10 años, uno de cada tres coches sean eléctricos es, actualmente, una de los tres regiones con menor cuota de mercado de vehículos eléctricos en Europa.

Ayer se celebró el Día Mundial del Medio Ambiente. Una buena ocasión para que empresas, asociaciones y gobiernos presuman de políticas medioambientales.

En España, la ministra para la Transición Ecológica lanzó un mensaje para pedir una recuperación económica verde tras el coronavirus. Hay que “buscar una recuperación verde que reconduzca el modelo de desarrollo y no hipoteque el futuro de los jóvenes”, ha dicho la vicepresidenta cuarta del Gobierno y ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Teresa Ribera.

El país europeo que aspira a impulsar la movilidad eléctrica en una década

Se acabó el suspense… El país europeo que aspira a que dentro de 10 años uno de cada tres coches en uso sean eléctricos es Grecia.

El Gobierno griego aspira a que en diez años uno de cada tres coches sea eléctrico, un objetivo ambicioso en un país donde la conciencia medioambiental es escasa y apenas existen puntos de recarga para este tipo de vehículos.

Coincidiendo con el Día Mundial del Medio Ambiente, el primer ministro, Kyriakos Mitsotakis, ha anunciado un plan para promover la automoción eléctrica, que prevé una serie de incentivos fiscales y subvenciones a la compra de este tipo de coches.

“Grecia se está preparando para adentrarse en el futuro”, dijo el conservador Mitsotakis en Atenas durante la presentación de los ejes principales de este plan.

El Gobierno subvencionará durante un año y medio hasta el 25 % de la compra de 14.000 coches eléctricos, lo que, según Mitsotakis supondrá una rebaja de hasta 10.000 euros en el precio del automóvil. Para ello el Ejecutivo ha reservado 100 millones de euros.

Ayudas a la compra y exenciones fiscales

A ello se añadirán una serie de exenciones fiscales que, dijo, se anunciarán más adelante, con el objetivo de que la adquisición de automóviles eléctricos sea atractiva tanto para las personas como para las empresas. Además, los coches eléctricos no pagarán impuestos de circulación durante dos años y la carga de las baterías podrá deducirse del impuesto sobre la renta durante ese mismo periodo.

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here