contaminación

El Gobierno lo tiene claro: hay que cambiar los coches viejos por otros más eficientes. Por eso prepara un ‘Plan Renove’ para achatarrar los vehículos más contaminantes. Queda por ver si pondrá los eléctricos como prioridad en la nueva compra.

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, ha anunciado que el Gobierno trabaja en un ‘Plan Renove’ que permita cambiar la flota de coches más antiguos. 

La ministra ha explicado que este plan está pensado para “aquellos vehículos que tienen más años y para que aquellas personas que tienen menos renta puedan acceder a un cambio de su vehículo”.

El ¡Plan Renove’ entraría en funcionamiento en 2020 y aunque no tiene al coche eléctrico como prioridad en la elección de cambio de vehículo sí conseguirá impulsar sus ventas.

Montero ha explicado que además de los impuestos medioambientales que, de forma gradual, igualarán el precio el diésel y la gasolina, el Gobierno está “animando” a la industria automovilística a “iniciar una innovación que permita sacar al mercado coches eléctricos menos contaminantes y más asequibles para los ciudadanos”.

Hyundai Ioniq Plug-in
El Hyundai Ioniq híbrido enchufable es un vehículo eficiente y asequible

El plan nacional adelantaría en 10 años el europeo

El ‘Plan Renove’ anunciado por el Gobierno sigue la línea marcada desde Europa. El Parlamento Europeo ha aprobado una reducción del 40% de las emisiones de CO2 de los vehículos nuevos para 2030 y un aumento de la cuota de mercado de los vehículos menos contaminantes.

La propuesta de ley aprobada por el Parlamente plantea un recorte de las emisiones de los turismos nuevos del 40% para 2030 (frente al 30% que proponía la Comisión Europea, en relación al nivel de 2021), con un objetivo intermedio de reducción del 20% en 2025.

Los fabricantes que no cumplan estos estándares tendrán que hacer frente a una multa, que la Unión Europea invertirá en formar a los trabajadores del sector afectados por los cambios ligados a la transición ecológica.

Mediciones más reales

Además, los eurodiputados han solicitado a la Comisión que propongan dispositivos que permitan medir las emisiones de CO2 de los vehículos en condiciones reales. Esto debería estar listo en un plazo de dos años.

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here