Einride T-Pod
Einride T-Pod

El Einride T-Pod es un camión eléctrico que no dispone de cabina para un conductor sino que es capaz de conducir de forma autónoma por autopista y que, en la ciudad, es  manejado por un humano de forma remota.

La electrificación del transporte de mercancías es una de las piezas clave para dar el salto a la movilidad sostenible. En 2014 el transporte de mediano y gran volumen representó el 23 % de las emisiones de gases de efecto invernadero, dentro del sector transporte de Estados Unidos.

Por ejemplo en España el transporte es responsable del 38% de las emisiones de C02 en los llamados sectores difusos lo que supone que  para cumplir el objetivo comprometido por España en la COP21 la reducción de emisiones debería alcanzar un 30% en 2030 respecto a los niveles de 2005.

Einride T-Pod
Einride T-Pod

Einride es una empresa sueca que forma parte de esos fabricantes que están proponiendo nuevos vehículos de transporte pesado electrificados de los que hemos hablado en varias ocasiones en movilidadelectrica.com, aunque en este caso la característica autónoma de este vehículo es mucho más acusada.

Su prototipo, el T-Pod, es una cabeza tractora de la que se la eliminado la cabina, lo que quizás estéticamente lo convierte es una extraña ‘caja’ gigante con ruedas, pero que está dotada de capacidad de conducción autónoma. Mide casi siete metros de largo y cuenta con una batería de 200 kWh que le proporciona cerca de 200 kilómetros de autonomía con cada carga.

Como decíamos su característica fundamental es que carece de cabina. No hay un lugar en el que el conductor pueda sentarse. Y todo esto porque el T-Pod es capaz de conducir por sí mismo en autopistas. Sin embargo cuando llega a la ciudad su conducción cambia a manual pero, a distancia.

Cabina de conducción remota del Einride T-Pod
Cabina de conducción remota del Einride T-Pod

Einride está desarrollando la infraestructura de recarga para el T-Pod y planea tener el camión terminado y a disposición de sus clientes a finales de este año. El objetivo de la compañía es disponer de 200 T-Pod en 2020 operando entre las ciudades de Gotemburgo y Helsingborg.


Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here