Neus Mesalles es ingeniera de Seat. Cada día conduce un Seat León e-Hybrid en sus desplazamientos al trabajo y de vuelta a casa. Hoy tiene que hacer una parada más. Esta es importante porque con su viaje va a desmontar cuatro falsos mitos sobre los híbridos enchufables.

Con la versión eléctrica del León recién aterrizada en el mercado, Seat desmonta cuatro falsos mitos que se suelen asociar a los vehículos híbridos enchufables.

1. El modo eléctrico es solo para ciudad

Es falso que el modo eléctrico de los vehículos híbridos enchufables esté pensado para un uso eminentemente urbano.

Advertisement

El viaje de Neus Mesalles arranca en Barcelona. “El vehículo está predeterminado para hacerlo, siempre que pueda, en eléctrico”, explica la ingeniera de la marca española. “Circular libre de emisiones permite, además, hacerlo sin preocuparse de las restricciones anticontaminación presentes en cada vez más localidades y gozar de ventajas, como carriles reservados y facilidades de aparcamiento, para estos vehículos”.

La ingeniera se dirige a su trabajo en Martorell, a unos 25 kilómetros de su punto de partida y recorre todo el trayecto en este modo, también cuando sale de la ciudad y toma la carretera. “Con la autonomía que tiene el vehículo (64 km), nos da para ir y volver cómodamente”, afirma.

2. El modo eléctrico solo funciona a velocidades urbanas

La ruta hasta Martorell sirve para desmontar este otro falso mito. “Muchas veces se asocia el modo eléctrico a velocidades bajas, propias de la ciudad, pero podemos comprobar en esta ruta interurbana cómo estamos circulando a la máxima que permite la vía, en este caso de 120 km/h”, indica Mesalles.

3. Cuando usan el motor de combustión, los PHEV consumen más

Una vez en Martorell, la ingeniera de Seat debe dirigirse a un circuito de pruebas. Debe recorrer para ello otros 50 km. Selecciona ahora el modo híbrido, con lo que ambos motores, el eléctrico y el de combustión, se alternan automáticamente con el fin de ofrecer la máxima eficiencia energética.

Aunque hay quien dice que cuando utilizan la mecánica de gasolina los PHEV consumen más, el Seat León e-Hybrid demuestra que estamos ante otro falso mito. El consumo oficial del León PHEV es de 1,1 a 1,3 litros cada 100km (según protocolo WLTP). “Cuando aceleramos rápidamente, los dos motores funcionan a la vez ofreciendo la máxima potencia”, afirma Neus. La del León e-HYBRID es de 204 CV (150 kW), que permite pasar de 0 a 100 en 7,5 segundos.

4. Los híbridos enchufables no son para viajes largos

El trayecto realizado con el modo híbrido del Seat León eHybrid muestra cómo el conducir puede configurar, de modo manual, el uso de cada mecánica. Podemos pedirle reservar la carga eléctrica que queramos para más adelante, o bien recargar la batería durante la marcha usando el motor de combustión.

“Con un híbrido enchufable tenemos la  tranquilidad de poder hacer los kilómetros que queramos, independientemente de la autonomía eléctrica”, sostiene la ingeniera. “No hay que tener miedo a lo nuevo. La combinación de ambas tecnologías, la eléctrica y la de combustión, ofrece muchas ventajas”, concluye.

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here