De media, un VE (vehículo eléctrico) tarda entre 5 y 8 horas en recuperar toda la energía que puede almacenar. Pero no siempre es así, el tiempo de carga de un coche eléctrico depende de muchos factores, los repasamos…

6 factores para saber cuánto tarda en cargar un coche eléctrico:

1. Tamaño de la batería

Cuanto mayor sea la capacidad de la batería, más tiempo necesitará para recuperar toda la energía que es capaz de almacenar. Del mismo modo que cuanto más pequeña sea la batería, menor será su autonomía.

A día de hoy, encontramos coches eléctricos a la venta con baterías de 25 kWh y hasta 100 kWh (como el Tesla…); aunque lo normal es que oscilen entre 50 y 70 kWh.

2. Potencia del cargador

Esto es importante. Por mucho que tu coche eléctrico prometa una recarga rápida en menos de 20 minutos (el Ioniq 5, por ejemplo, puede recuperar hasta el 80% en solo 18 minutos) solo cumplirá su promesa si se conecta a un cargador potente.

El abanico de potencias es muy variado. Un enchufe doméstico convencional carga desde 2 kW, mientras que en la red pública encontramos cargadores de hasta 350 kW e, incluso, 400 kW (como los instalados en el hub Canalejas 360 de Madrid).

IONITY red de carga

Respecto a la carga en casa es importante hacer una aclaración más: puedes instalar un cargador de 7 kW pero la potencia máxima transmitida al coche eléctrico será la contratada en el hogar, normalmente no más de 4,6 kW.

La potencia de carga habitual en los puntos públicos oscila entre 22 y 43 kW.

3. Potencia que admite el coche

De nada sirve ir a un cargador de 250 kW si tu coche solo admite 100 kW.

4. Nivel de carga inicial

Cuando se habla de carga rápida es la que se lleva a cabo desde el 20% y hasta el 80%. Si el proceso de recarga se inicia con la batería por debajo del 20% de su capacidad el tiempo de recarga será superior que si se hace cuando está al 0%.

En este punto hay que hablar de los picos de carga. La potencia máxima de un cargador no se entrega de manera constante. La potencia varía a lo largo de todo el proceso de carga y no siempre alcanza su punto máximo. Es más, es raro ver el cargador cargando al máximo.

5. Cable de conexión

El cable de conexión a la red utilizado también puede retrasar el proceso en el caso que admita menos potencia que la suministrada por el cargador. Conectar baterías a la red mediante un cable inadecuado prolonga la carga innecesariamente.

6. Temperatura exterior

Las bajas temperaturas afectan no solo a la autonomía de un coche eléctrico, también a los tiempos de recarga. La razón: el frío aumenta la resistencia interna de las celdas de la batería, lo que ralentiza el proceso electroquímico que tiene lugar durante el proceso de carga.

Con calor intenso la batería también necesita más tiempo para recuperar la energía por un proceso de autodefensa del sistema de almacenamiento.

Cómo calcular el tiempo de recarga de un coche eléctrico

Basta con hacer un sencillo cálculo para estimar el tiempo de carga de cada modelo: cantidad a recargar dividida entre la potencia de carga.

El resultado obtenido por esta operación es solo aproximado, pero nos permite saber que si queremos recargar una batería de 50 kW y usamos un cargador doméstico de 3,6 kW, nos llevará unas 14 horas.

Del mismo modo, una batería de 100 kW que se encuentra al 20% y para la que queremos recuperar hasta el 80% batería (un total de 60 kW) necesitará unos 25 minutos en un cargador de 150 kW de potencia.

Cargar un coche eléctrico. Toda la información que necesitas saber

Los 10 coches eléctricos más baratos del mercado actual

los 10 mejores coches eléctricos para comprar en 2022

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor introduce tu comentario
Por favor ingrese su nombre aquí