Faconauto ha creado el sello que distingue a los Concesionarios Protegidos frente al COVID-19. Lo podrán exhibir los puntos de venta que superen un proceso de formación específica y creen la figura del responsable del coronavirus.

A partir del lunes los concesionarios podrán reanudar su actividad. Lo harán con condiciones diferentes a como cerraron. En base a lo que el Gobierno llama nueva normalidad y con el objetivo de frenar la expansión del coronavirus, de momento, solo atenderán con cita previa. Además, deberán cumplir una serie de condiciones.

La patronal de vendedores Faconauto ha creado un distintivo que identifica a los Concesionarios Protegidos frente al COVID-19. Por tales se entiende aquellos que han pasado por un proceso de formación, validación y verificación, y han adquirido así el compromiso de adoptar las medidas necesarias en sus instalaciones y vehículos para generar confianza y seguridad a sus clientes y empleados ante su reapertura.

El sello “Concesionario protegido frente al COVID-19” será emitido por Faconauto y contará con el asesoramiento técnico de TÜV SÜD, que validará el proceso para su obtención y se ocupará de su posterior auditoría, asegurando la correcta interpretación y entendimiento de todas las medidas de protección, limpieza e higiene a adoptar por parte del concesionario.

Además, se creará en cada concesionario la figura del “responsable de COVID-19”, responsable de la evaluación y declaración al equipo técnico de TÜV SÜD sobre el cumplimiento del protocolo.

Cómo saber si un concesionario está protegido frente al coronavirus

Los concesionarios que superen el proceso de formación que establece Faconauto podrán lucir el distintivo que les reconoce como punto de venta protegido frente al coronavirus en sus instalaciones y en su página web.

El distintivo es único e intransferible, mediante un número identificativo que asegurará la autenticidad del distintivo. Faconauto habilitará un enlace en su página web con el listado oficial de concesionarios validados, y el número de sello otorgado, para proporcionar una mayor transparencia y seguridad al consumidor.

Los concesionarios protegidos frente al coronavirus prestarán especial atención a tres ámbitos de actuación:

  • seguridad de las personas, tanto clientes como empleados
  • seguridad en los procesos en las operaciones de venta y reparación
  • higiene los concesionarios mediante la aplicación de las técnicas más efectivas para erradicar el virus del modo más respetuoso para la salud

“La creación del sello “Concesionario protegido frente al COVID-19” es un paso más en exigencia y diferenciación para hacer que cualquier cliente o empleado se sienta totalmente seguro y confiado en nuestros concesionarios”, explica Marta Blázquez, vicepresidenta ejecutiva de Faconauto.

“Mediante este protocolo específico, el sector será transparente y fiable, porque serán los expertos de TÜV SÜD Atisae los que verifiquen que se cumple con el proceso de emisión y cumplimiento de las medidas de seguridad sanitaria e higiénica que los concesionarios están preparando de cara a su vuelta a la actividad el día 11 de mayo”, prosigue Blázquez. !Sólo así seremos capaces de transmitir confianza, lo que hará, sin duda, que la recuperación llegue antes”.

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here