ventas de vehículos eléctricos
Planta de Volvo en Daqing (China). Foto: Automotive News.

Las cifras de ventas de vehículos eléctricos publicadas por Asociación de Automóviles de Pasajeros de China (CPCA) señalan que el gigante asiático acaparó en 2021 el 53% del total de ventas en todo el mundo.

En concreto, las ventas mundiales de vehículos de nueva energía, que incluyen los híbridos enchufables, 100% eléctricos y vehículos de pila de combustible, alcanzaron los 6,23 millones de unidades en 2021. Esta cifra constituye más del doble del contabilizado en 2020.

Hya que destacar que las cifras de CPCA no coinciden exactamente con las de la Agencia Internacional de la Energía, que cifra las ventas de vehículos eléctricos en China en 2021 en 3,4 millones de unidades. Aunque el porcentaje no varía de forma significativa, la agencia sitúa el porcentaje chino en las ventas mundiales en un 51,5%.

Por su parte, las ventas de vehículos convencionales con motor de combustión interna (ICE) cayeron más del 5% a 23,9 millones de unidades, según los datos de la asociación. Volkswagen AG, la mayor marca automovilística extranjera en China, ha informado de que las ventas en el país han caído en cerca de un 14%. Por su parte, Nissan ha registrado un descenso en las ventas del 5,2%, mientras que Honda lo ha hecho en un 4%.

Hegemonía frente a Europa

Según CPCA, China vendió un total de 3,31 millones de vehículos de pasajeros de nueva energía en 2021, lo que representa una participación del 53% en el mercado mundial, recuperando la posición que perdió frente a Europa, que terminó 2021 con solo el 33%, mientras que Estados Unidos representó el 11% de las ventas de vehículos de nueva energía.

Retos para 2022 y perspectivas

Uno de los retos a los que se va a enfrentar la movilidad eléctrica en China es la decisión gubernamental de rebajar en un 30% las ayudas a los fabricantes. De acuerdo con la nueva normativa, solo se darán subvenciones a aquellos vehículos eléctricos con un precio inferior a los 47.000 dólares estadounidenses. Por ello, algunas marcas han optado por subir los precios para cubrir la brecha, una acción que podría poner a prueba las ventas.

Por otra parte, también se suma el aumento en los precios del litio y el níquel, imprescindibles en la fabricación de baterías de vehículos eléctricos, que está produciendo que las baterías se encarezcan en China. Este hecho contradice las expectativas de que los precios de las baterías de iones de litio comenzarían a ser más bajos a medida que se iniciaran economías de escala en este sector.

En cuanto a las previsiones, para 2025, es probable que se vendan más de 20 millones de vehículos de nueva energía (NEV) anualmente en China, que probablemente serán en su mayoría 100% eléctricos y vehículos eléctricos de pila de combustible de hidrógeno (FCEV). Estas previsiones suponen una gran motivación para la industria, con fabricantes nacionales y empresas conjuntas extranjeras que están invirtiendo fuertemente en la electrificación.

Te puede interesar

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor introduce tu comentario
Por favor ingrese su nombre aquí