AEDIVE celebra por primera vez en Sevilla la VI edición del Congreso Europeo de Movilidad Eléctrica (CEVE). La cita se enmarca en un momento de desarrollo absoluto de la movilidad eléctrica como una de las soluciones más evidentes para la reducción de emisiones contaminantes. Sevilla, capital de la Comunidad de Andalucía, se erige también como capital del impulso de las cero emisiones.

Si hace unos años la movilidad eléctrica era un peldaño al que casi nadie se quería subir, hoy todas las fuerzas políticas tratan de subirse a lo más alto de la escalera. Y si su escalera es más alta mejor. Ya no se habla de que el gas natural es limpio ni de zarandajas similares que no hacen sino enturbiar la información que le llega a la opinión pública.

La movilidad eléctrica ha llegado a su plena madurez, como afirmó Joan Groizard, director general del IDAE, y demostró con hechos el apoyo que desde el gobierno y desde Europa se está llevando a cabo. Planes de ayuda a la compra de vehículos e infraestructura (MOVES 3) y de recuperación, transformación, y resiliencia.

Groizard advirtió a los presentes de que una vez liberados de la dependencia energética del petróleo, no sería bueno crear nuevas dependencias a través de la importación de componentes, y lanzó un dardo a la prensa y a algunos fabricantes en relación a las afirmaciones de que algunas tecnologías son limpias, con lo que se ofrece una información falsa a los consumidores.

Tanto Marifran Carazo, consejera de Fomento e Infraestructuras de la Junta de Andalucía, como Antonio Muñoz, alcalde de Sevilla, coincidieron en que el transporte genera en Sevilla el 25% de las emisiones totales. El reto, tanto de la ciudad como de la Comunidad andaluza es la sostenibilidad de la movilidad urbana, y uno de los ejes fundamentales, la mejora del transporte público y la promoción del vehículo eléctrico en todas sus modalidades. De hecho, Sevilla cuenta con más de 200 km de carriles bici integrados en las aceras, que permiten la circulación tanto de bicis eléctricas como de patinetes demás vehículos de movilidad personal.

Además, de conseguir llegar al 100% de la electrificación de la flota próximamente (Sevilla tiene ya una flota de 400 vehículos eléctricos, el 70% del total), su próxima planificación será la puesta en marcha de la zona de bajas emisiones en el Parque Científico y Tecnológico de la Isla de la Cartuja, y a continuación tanto el casco histórico como la zona de Triana se irán restringiendo al tráfico privado.

Infraestructura de carga rápida – ¿Por qué va tan lenta su implantación?

Uno de los debates más esperados fue el de las facilities que instalan puntos de carga en nuestro país. Tanto Endesa X Way, como Repsol y Cable Energía (Shell) fueron muy críticos en sus demandas para la instalación de puntos de carga rápida y super rápida, ya que consideran que los plazos para los trámites administrativos de las instituciones públicas y de las distribuidoras están dejando inactivos más de 3.000 puntos de carga ya instalados durante cerca de un año.

Elena Bernárdez, CEO de Endesa X Way denunció que aproximadamente el 15% de los ayuntamientos de España aún no reconoce la “Declaración Responsable” aprobada para la instalación de puntos de carga en baja tensión y sigue solicitando la licencia de obra.

Además, para las instalaciones de media tensión, los plazos de autorización del centro seccionados son de hasta 6 meses y los de autorización de puesta en marcha de otros 4 meses. Así, cuando vemos en las áreas de servicio y hubs de recarga que los puntos de carga están apagados, es probable que no estén rotos sino que no están conectados.

Ante las preguntas de la sala en relación con la interoperabilidad de los puntos de carga, los ponentes admitieron la urgencia de establecer sistemas de telepago unificados que permitieran recargar en diferentes operadores de forma rápida y sencilla. Sobre este tema de interoperabilidad, movilidadelectrica.com celebrará un seminario en el que trataremos de dar respuesta a toda la polémica generada. Podéis asistir presencialmente o de manera online a través de este enlace.

La eficiencia del vehículo eléctrico frente al de combustión

Aunque todos sabemos que el vehículo eléctrico es más eficiente que el motor de combustión, no está de más poner de vez en cuando algún ejemplo práctico. Joan Hinojo, CEO de Circontrol fue el encargado de darnos un argumento más para los negacionistas de la movilidad eléctrica.

Un kilo de combustible es equivalente a 10 kWh, y para alcanzar 100 km debemos consumir entre 7 y 10 kilos de combustible, es decir, entre 70 kWh y 100 kWh. Un vehículo eléctrico tiene un consumo de entre 14 y 20 kWh/100km, es decir, unas 5 veces más eficiente que un vehículo de combustión.

Controversia con las ayudas a los vehículos ligeros eléctricos

En una de las mesas de debate relacionadas con los denominados vehículos ligeros eléctricos (L1 y L2) se planteó el hecho de que estos no recibieran ayudas dentro del Plan MOVES 3. Se trata de vehículos de dos o tres ruedas con potencias que no superan los 50 cc en caso de los térmicos y su velocidad no supera los 45 kmh. José María Gómez, CEO de la empresa sevilla Scoobic, solicitó a la Elena Baena, secretaria general de la Agencia Andaluza de la Energía solución a esta discriminación.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor introduce tu comentario
Por favor ingrese su nombre aquí