movilidad en España
José Carlos Espeso, experto en movilidad y flotas

José Carlos Espeso, experto en movilidad y flotas, reflexiona en este texto acerca de la influencia de factores como el crecimiento de la población y los cambios en los hábitos de consumo en la movilidad en España.

No cabe duda de que todos los que estamos inmersos en el sector del transporte y la movilidad, coincidimos en que estamos viviendo un momento complejo, pero lleno de oportunidades para todos: fabricantes de vehículos e industriales, renting, alquiler, sharing, empresas tecnológicas, digitales, energéticas etc. Todas ellas están llamadas a aportar nuevas soluciones y productos para la movilidad y la distribución urbana de mercancías a sus clientes, bajo un modelo de movilidad ecológica, tecnológica y digital.

Hoy en día, grandes empresas que desarrollan la mayor parte de su actividad de negocio en el entorno de las ciudades, están trabajando su estrategia de movilidad y distribución urbana sostenible, una estrategia alineada a la estrategia de negocio, garantizando su competitividad y sostenibilidad como compañía, buscando nuevas soluciones de movilidad y distribución que minimicen el impacto de su actividad en el medio ambiente, reduzcan sus costes y den respuesta a las demandas de los consumidores y de la sociedad en general.

Movilidad en España

Las cifras a día de hoy son alarmantes en España. Los españoles perdemos de media más de 120 horas al año en atascos en las principales ciudades, donde son superados los límites establecidos de contaminación por la OMS y la siniestralidad en vías urbanas causa más de 40 muertes mensuales en España.

La contaminación atmosférica sobrepasa los límites establecidos causando más de 2500 muertes prematuras al año. Finalmente, 3 de cada 10 españoles están expuestos a niveles de ruido superiores al límite de la OMS en entornos urbanos, situando a España como el segundo país con mayor contaminación acústica en el mundo.

El actual modelo de movilidad en España no sólo esta generando un importante impacto económico y pérdida de competitividad en las empresas, sino que además es una de las mayores preocupaciones de los ciudadanos.

El transporte urbano de mercancías está aumentando su protagonismo y complejidad. Sólo en Madrid, ya supone cerca del 40% del tráfico en la capital de España, un dato muy a tener en cuenta ya que aportará negocio a las compañías en los próximos 5 años.

Cambios en los hábitos de consumo y movilidad en España

Los motivos, a nadie se nos escapan. El crecimiento de la población y aglomeración en las grandes ciudades, consecuencia de factores no económicos que están impactando en las estrategias de las compañías, como el cambio climático y la despoblación, el crecimiento del retail de proximidad y aumento del ocio, así como el mayor consumo fuera del hogar y el aumento exponencial del e-commerce, indicadores que muestran los cambios de hábitos de consumo de los españoles.

Pero si los datos dan credibilidad al escrito, permitidme indicaros algunos de ellos. En Madrid y Barcelona se ha incrementado en un 16% los residentes desde el año 2000 al 2018, el consumo por proximidad ha aumentado un 8%, el consumo en hogares se ha mantenido, mientras la evolución del mercado Foodservice ha aumentado en estos últimos 4 años un 8,5%, donde el consumo fuera del hogar ya representa un 35% del gasto en alimentación y bebidas.

Por poner en cifras la evolución del mercado e-commerce en España, lejos de alcanzar el techo esto no acaba más que empezar, alcanzando durante los años 2013-2018 una cuota del 10% sobre el comercio total en España.

Un ejemplo claro de la estrategia comercial de las empresas por el mercado digital es el periodo que arranca en la última semana de noviembre y finaliza en febrero; Black Friday, Ciber Monday, campaña de Navidad y rebajas, una campaña preparada por las empresas desde los meses de verano y que arroja unas cifras de contratación de más de 3000 nuevos puestos de trabajo y 31.000 nuevos repartidores, donde moverán más de 6 millones de envíos, un dato superior al 10% respecto al año anterior.

Sin duda son cifras que van a aumentar considerablemente la presión sobre la Distribución Urbana de Mercancías, servicio mayoritariamente subcontratado por las empresas de reparto que, en este último caso del e-commerce, han aumentado un 45% sus plantillas para poder hacer frente al aumento de reparto de pedidos que en este periodo se incrementa en un 300%.

Estos datos, a día de hoy, suponen el 10% de cuota sobre el comercio total de España, pero ¿cuál sería el impacto si España logra alcanzar las tasas de penetración e-commerce de los países más pioneros? Pues con una tasa del 14% (media top5 EU), el crecimiento anual de vehículos por kilómetro cuadrado aumentaría en un +4,3%, alcanzando el crecimiento de otros países. Con una tasa del 20%, aumentaríamos en un +4,7%. Los datos y estudios de mercado del e-commerce, arrojan que España en el año 2025 se situará dentro del top5 EU, siendo la penetración en el mercado total de un 22% e incrementándose hasta en un 50% el tráfico de mercancías en entornos urbanos, ¿se imaginan?

Consecuencias de estos indicadores de consumo

Todos estos indicadores de consumo bajo un escenario en España donde la congestión en las ciudades españolas crece a un ritmo tres veces superior al del parque de vehículos, situándose entre las urbes más congestionadas a nivel mundial teniendo en cuenta el número de habitantes. La contaminación atmosférica sobrepasa los límites establecidos causando más de 2500 muertes prematuras al año. Finalmente, 3 de cada 10 españoles están expuestos a niveles de ruido superiores al límite de la OMS en entornos urbanos, situando a España como el segundo país con mayor contaminación acústica en el mundo, donde Madrid y Barcelona se encuentran entre las 20 ciudades más ruidosas del planeta, ocasionando el transporte un 80% de contaminación acústica.

La reflexión al texto nos invita a ser parte proactiva en aportar soluciones al problema, cada uno dentro de nuestro sector, pero con una misma visión, donde tiene cabida cualquier alianza que sirva como solución a los problemas de movilidad y distribución de mercancías de nuestros clientes, ojo a las posibilidades futuras de este último sector.

No cabe duda de que estamos en la antesala, y durante un periodo muy breve, de la liberalización del transporte en toda su cadena de valor, y en especial a la movilidad en centros urbanos, donde nuevos players y alianzas estratégicas van a aportar soluciones a las empresas y a los ciudadanos, donde la estrategia comercial no solo se basará en saber vender, sino en enseñar a comprar, o mejor dicho, mostrar la ventaja de nuestro producto o servicio respecto a la competencia en términos ecológicos, tecnológicos y digitales, aportando un beneficio económico a la empresa y social para la sociedad, donde la movilidad eléctrica tendrá un especial protagonismo entre otras energías, clave para la descarbonización del transporte.

Se han vivido en España momentos de tensión en muchos sectores, como el taxi y en breve la distribución urbana de mercancías, pero ojo, son empresas que prestan sus servicios en esta llamada nueva movilidad y vienen para quedarse, en un momento en el que el actual modelo se tambalea y da el pistoletazo de salida a una nueva partida llena de posibilidades para todos.

Termino la columna con una frase que me gusta mucho y toma cierto valor en este caso;

El pez grande se come al pequeño, pero el pez rápido…come todos los días.

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here