La plataforma de movilidad Bolt ha conseguido una ronda de financiación de 600 millones de euros con la que acelerará su expansión por Europa poniendo el foco en sus productos de movilidad y delivery.

Hasta ahora, Bolt era conocida por sus patinetes eléctricos. Pero de un tiempo a esta parte, la compañía ha ampliado sus servicios en varios puntos de la geografía española, especialmente en Madrid, donde compite con Uber y Cabify en el negocio de alquiler de vehículos con conductor (VTC).

Bolt es una plataforma de movilidad con origen en Estonia que trabaja para convertirse en “la primera super-app europea”.

Advertisement

Con el objetivo de ser en referente en movilidad multimodal, a finales de 2020 consiguió una ronda de financiación de 150 millones de euros a los que ahora suma otros 600 millones. En la primera, consiguió el dinero del fondo D1 Capital Partners; en la segunda, son varios los inversores que han participado: Sequoia, Tekne y Ghisallo, y algunos de los ya presentes en la empresa, como G Squared, D1 Capital y Naya.

Con estos 600 millones de euros, la valoración de la empresa crece hasta superar los cuatro millones de euros. La nueva partida se destinará a impulsar Bolt Market, un novedoso servicio de compra en 15 minutos, y para la expansión por Europa de sus productos de movilidad y delivery.

Bolt opera en el mercado de la movilidad desde hace más de siete años. A día de hoy, tiene presencia en más de 40 países y 200 ciudades del mundo. Según los datos facilitados por la compañía, su negocio ha experimentado un fuerte crecimiento en el último año y ha alcanzado los 75 millones de clientes a nivel global.

La empresa ofrece diferentes servicios de movilidad que van desde viajes compartidos y alquiler de bicis y patinetes eléctricos, hasta alquiler de vehículos con conductor. También está presente en el negocio de entrega de comida a domicilio (delivery) a través de Bolt Food. Recientemente lanzó un nuevo servicio de compra en 15 minutos, llamado Bolt Market.

En España, Bolt presta servicio en Barcelona, con su servicio de bicicletas, y en Madrid, con patinetes eléctricos y vehículos de VTC. Sus planes en nuestro país pasan por ampliar su oferta de alquiler de vehículos pero no el reparto de comida a domicilio, al menos no a corto plazo.

“Nuestra misión es hacer que la movilidad urbana sea más sostenible y asequible”, afirma Markus Villig, CEO de Bolt. “Estamos construyendo un futuro en el que la gente no se vea obligada a utilizar coches que provocan tráfico y contaminación, sino que opten por medios de transporte bajo demanda que promuevan un mejor y más eficiente desplazamiento urbano”, matiza.

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here