BlueMobility, el instalador de infraestructura de recarga gallego, cierra sus puertas

0
382

Tras el concurso de acreedores de 2013 BlueMobility no ha podido remontar el vuelo y cierra sus puertas, convirtiéndose en una víctima más de la crisis y del desinterés de las administraciones por invertir en nuevos  sectores industriales.

La crisis económica y la escasa atención que la movilidad eléctrica tiene en algunas comunidades autónomas de nuestro país nos obligan a dar noticias tan tristes como esta. En el año 2010 BlueMobility arrancaba su negocio, pionero en España, como instalador de puntos de recarga. Alentado por lo que parecía un verdadero impulso a la movilidad eléctrica, la empresa de Vigo, participada por Gas Natural, contaba con apoyarse en los programas económicos anunciados por el Ministro de Industria que, en ese momento, capitaneaba el ministro  Miguel Sebastián y que llegó a declarar que en 2015 en  España circularían un millón de coches híbridos y eléctricos.

En su plan de negocios de 2011 BlueMobility contemplaba instalar 15.000 puntos de recarga en Galicia en 7 años con una inversión de 10 millones de euros. Todos esos números hoy en día han quedado muy lejos de la realidad, a pesar de que la empresa gallega participaba en proyectos conjuntos con el clúster de la Automoción de Galicia en colaboración con la Xunta.

bluemobility

BlueMobility entro en concurso de acreedores en 2013 por la poca inversión realizada en vehículos eléctricos por parte de comunidades, ayuntamientos y empresas privadas. En un intento desesperado de salir de esta situación Europa y Estados Unidos se convirtieron en su única esperanza, pero el mercado es aún pequeño para todos y la consecuencia ha sido el cierre final de la empresa.

Galicia es una de las comunidades autónomas en las que la movilidad eléctrica ha pasado de ser sector interesante para la inversión a convertirse en un auténtico fracaso. Entre 2010 y 2012, al amparo de las ayudas públicas, se llegaron a instalar 30 puntos de recarga repartidos en todo el territorio gallego. Hoy en día la mayoría están en desuso puesto que la demanda ha caído de forma vertiginosa. Como dato, en lo que va de año, en todo Galicia únicamente se ha matriculado un coche eléctrico, a pesar de la salida al mercado de nuevos modelos.

Confiamos en que la tendencia cambie, en parte impulsada por el anuncio de las dos furgonetas eléctricas de Citroën y Peugeot, que están a  punto de llegar al mercado, y cuya fabricación se realiza en la factoría de Vigo del grupo PSA, y que está apoyada por la Xunta, de forma que la “marca Galicia” aparece inscrita en la carrocería de todas las unidades fabricadas.

Fuente: La Voz de Galicia

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here