contaminación

El Ayuntamiento de Barcelona ha propuesto que la DGT reste puntos a los conductores que utilicen de manera habitual coches contaminantes como medio de transporte. De momento, en Tráfico no lo tienen tan claro…

Desde que Ada Colau llegara a la alcaldía de Barcelona, la ciudad condal se ha convertido en una de las capitales más activas en lucha contra la contaminación producida por el tráfico rodado.

Una de las medidas más conocidas es la llamada Zona de Bajas Emisiones, el alter ego (con diferencias) de Madrid Central que restringe el acceso de vehículos sin etiqueta de la DGT a un amplio perímetro de calles del centro de la ciudad.

Todo lo que debes saber de la Zona de Bajas Emisiones de Barcelona

La propuesta de restar puntos del permiso de conducir a quienes utilicen de manera reiterada coches contaminantes no es de la alcaldesa, sino de un miembro de su equipo.

El concejal de Transición Energètica del Ayuntamiento de Barcelona, ​​Eloi Badia, ha pedido al Estado que regule para que circular con vehículos contaminantes no solo pueda conllevar una sanción, como pasará a partir de 2020 en Barcelona, ​​sino también la retirada de puntos del carnet.

La petición de Badia se aplicaría a conductores reincidentes. Es decir, aquellos que en más de ocasión entren en la zona de tráfico restringido. Lo que no ha especificado en ni en cuantas ocasiones deben incumplir la normativa, ni cuántos puntos se les deberían restar del permiso de conducir.

La respuesta de la DGT

Horas después de que Eloi Badia lanzara su propuesta ha llegado la respuesta de la Dirección General de Tráfico.

El director general de Tráfico, Pere Navarro, ha expresado su total apoyo a los protocolos anticontaminación pero ha recordado que la retirada de puntos está vinculada exclusivamente a cuestiones de seguridad. “Y no somos partidarios de cambiarlo”, ha dicho.

Así lucha Barcelona contra la contaminación

La Generalitat ha acudido a la Cumbre del Clima (COP25) que se está celebrando estos días en Madrid.

Allí está dando buena cuenta de las diferentes iniciativas que está poniendo en marcha para reducir los altos índices de contaminación que soportan los ciudadanos barceloneses.

Además de la Zona de Bajas Emisiones que limita el acceso a los vehículos sin etiqueta de la DGT, la ciudad quiere imponer un impuesto al dióxido de carbono. De momento solo es un anteproyecto pero de salir adelante, en Cataluña conducir un vehículo de combustión puede resultar hasta 1.000 euros más caro.

También anuncia transporte público gratuito para quienes entreguen un vehículo con más de 10 años de antigüedad.

2 COMENTARIOS

  1. Entonces el conductor de un Crucero perdería los puntos en 1 día por excesiva contaminación o cómo va la cosa? Vetamos a lo que nos interesa ya esta bien señora Colau, Usted me prohibe conducir mi coche pero yo sigo pagando el mismo seguro anual que cualquier conductor, el mismo Impuesto de circulación ( cuando circulo menos) y el mismo coste de ITV, así que haga las cosas bien y promueva una transición justa.

  2. Ole Ada Colau la culpa del conductor! Porga puntos de recarga eléctricos y en estaciones de servicio y una zona libre de contaminación o el que entre con vehículos contaminantes que pague, pero los medios los tiene usted los ciudadanos poco podemos hacer y no se salga de sus atribuciones ,soluciones fáciles a problemas difíciles no existen, le pagamos para que piense un poco más.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor introduce tu comentario
Por favor ingrese su nombre aquí