i-pace

Jaguar ha realizado una actualización gratuita del I-Pace que, entre otras muchas prestaciones, aumentará la autonomía real del 100% eléctrico. El coche llevará integradas técnicas avanzadas adquiridas de la experiencia en la competición I-PACE eTROPHY.

Jaguar ha introducido técnicas aprendidas en el I-PACE eTROPHY en la nueva actualización gratuita que ofrecerá a los clientes del I-PACE. Entre las mejoras destacan una optimización de la gestión de la batería, de los sistemas térmicos y de tracción a las cuatro ruedas con objeto de mejorar la eficiencia de los motores eléctricos.

Para ello, los ingenieros de Jaguar han analizado los datos recogidos durante más de 80 millones de km de viajes del I-PACE para determinar todos los elementos que influyen en el rendimiento del vehículo y optimizarlos maximizando su eficiencia.

En cuanto a las modificaciones, en primer lugar, derivadas de la experiencia en competición, el I-PACE ofrece tracción a las cuatro ruedas permanente, mayor potencia aerodinámica debido a la eficiencia en el control de gestión térmica y, por último, una mayor capacidad de batería.

Stephen Boulter, I-PACE Vehicle Engineering Manager: 

“El Jaguar I-PACE eTROPHY nos ha proporcionado una gran cantidad de datos para analizar y actualmente aplicamos estas mejoras marginales, extraídas de los circuitos de la competición, a los vehículos de los clientes para mejorar su experiencia de conducción. Las nuevas actualizaciones de software optimizan los sistemas de control del motor a fin de mejorar la eficiencia y permitir a los usuarios del I-PACE viajar aún más lejos con una sola carga sin apenas cambios de hardware. No cabe duda de que este vehículo mejora con los años”.

Modificaciones del I-Pace

La batería de iones de litio de 90 kWh del I-PACE ofrece el rendimiento de un deportivo que pasa de 0 a 100 km/h en 4,8 segundos, junto con la funcionalidad de una autonomía máxima de 470 km/h (ciclo WLTP) y una capacidad de carga de 0 a 80 % en 40 minutos (CC de 100 kW). En cargador de corriente alterna de 7 kW, bastan 10 horas para conseguir el mismo estado de carga. Los usuarios podrán mejorar hasta un 8% la autonomía del vehículo, dependiendo de su uso. Esto se traduce hasta en 20 km/h.

En cuanto a las modificaciones, en primer lugar, derivadas de la experiencia en competición, el I-PACE ofrece tracción a las cuatro ruedas permanente, mayor potencia aerodinámica debido a la eficiencia en el control de gestión térmica y, por último, una mayor capacidad de batería.

Por otro lado, a partir de los análisis de viajes, el I-PACE incorporará ahora frenada regenerativa que obtendrá energía cuando la batería tenga alto estado de carga y se haya aumentado la cantidad de recuperación de energía a una menor velocidad de conducción, y un cálculo de la autonomía más preciso.

Los clientes pueden disfrutar de la nueva actualización llevando los vehículos a su concesionario Jaguar.

 

 

 

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here