La DGT ha decidido apostar fuerte por el coche conectado consciente de que la tecnología es una gran ayuda a la hora de salvar vidas. Esta es la razón por la que entre los cambios normativos que ha anunciado para 2020 incluye la luz de emergencia obligatoria.

La nueva luz de emergencia obligatoria llega para sustituir a los tradicionales triángulos de emergencia. Su función es, por tanto, la misma que la de este elemento de seguridad: avisar a otros usuarios de la vía de que un vehículo se encuentra detenido por avería, accidente o cualquier otra emergencia.

Hasta ahora, los conductores deben llevar en sus vehículos dos triángulos de preseñalización de peligro que tienen que colocar en la calzada. Si se trata de una vía de doble sentido, la normativa impone dos triángulos a unos 50 metros del vehículo, uno por delante y otro, por detrás.  En vías de un único sentido, basta con un triángulo por la parte trasera. En cualquier caso, deben ser visibles a un mínimo de 100 metros.

Advertisement

El objetivo de los triángulos es advertir a los usuarios de la presencia de un vehículo parado. El problema es que hay que bajar del vehículo para colocarlos, con el riesgo que supone de ser atropellado. En 2018, se produjeron 149 atropellos de peatones en vías interurbanas, la mayoría de ellos cuando caminaban por el arcén.

Advertir sin bajarse del coche

La gran ventaja de la nueva luz de emergencia es que se puede colocar sobre el coche sin necesidad de apearse, con solo bajar la ventanilla y estirar el brazo.

La señal luminosa homologada V-16 es una luz es amarilla que lanza destellos intermitentes que resultan visibles en un radio de 360º.

El dispositivo luminoso se coloca magnéticamente sobre la superficie exterior del vehículo, preferentemente en el techo. Debe tener una autonomía de al menos media hora; mientras que la vida útil del dispositivo debe ser de, como mínimo, dos años.

Otra de las ventajas es que se trata de un dispositivo conectado, de manera que al mismo tiempo que advierte a otros usuarios de la vía lanza la información de la posición del vehículo a la DGT.

Luz V-16 obligatoria a partir de 2024

Está previsto que este dispositivo luminoso que se apruebe en el Real Decreto de Auxilio en Carretera en el primer trimestre de 2021. Desde ese momento, se podrá utilizar como alternativa a los triángulos; está previsto que estos desaparezcan en 2024.

El precio de estos dispositivos varía entre 20 y 30 euros.

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here