El BMW iNext es uno de los coches eléctricos más esperados del fabricante alemán. Presentado hace poco más de dos años, prometía entonces llegar a 700 km de autonomía (serán menos porque estas cifras estaban calculados con el protocolo NEDC como referencia) y tener un precio asequible (hablaban de 35.000 dólares).

La fecha de comercialización de este coche eléctrico alemán es 2021. Una promesa factible si se tiene en cuenta el ritmo al que avanza su desarrollo y las durísimas pruebas a las que está siendo sometido.

Tras demostrar que es capaz de dar lo mejor de sí en el frío helado en el círculo polar (donde tuvo que rodar con otros eléctricos de BMW), ahora toca hacer lo mismo en condiciones de calor y radiaciones solares extremas.

El lugar elegido por BMW para valorar qué tal aguanta el calor el BMW iNext ha sido el Kalahari en el sur de África, donde además de a temperaturas muy elevadas, el coche tendrá que enfrentarse a la formación permanente de polvo y a un terreno lleno arena, guijarros y grava.

El BMW iNext se pone a prueba con calor extremo

Con estas pruebas extremas, los ingenieros de BMW quieren comprobar la fiabilidad de los componentes de transmisión y suspensión del iNEXT. También la seguridad funcional, durabilidad y confiabilidad de la carrocería, interior, sistemas de asistencia al conductor y tecnología de digitalización.

Las llamadas pruebas en clima caliente son una parte integral de un programa de desarrollo y testeo al que los fabricantes someten a sus modelos antes del inicio de la producción. El objetivo es reproducir las peores condiciones que podría sufrir un vehículo en su vida útil en un reducido lapso de tiempo.

Condiciones extremas de calor, luz y polvo

Las pruebas de conducción a través de las regiones del desierto y la sabana en el noroeste de Sudáfrica ofrecen a los ingenieros de desarrollo los requisitos previos ideales para probar y armonizar todos los componentes de transmisión y suspensión en condiciones extremas.

Las superficies que se alternan entre dunas de arena, pistas de grava y pasajes todoterreno representan un desafío excepcional incluso para el sistema inteligente de tracción en las cuatro ruedas del BMW iNEXT.

En temperaturas que agotarían cualquier batería de teléfono móvil en muy poco tiempo, el concepto de enfriamiento integrado para la batería de alto voltaje, el motor eléctrico y la electrónica del vehículo del BMW iNEXT resiste la prueba. Además, el aire acondicionado interior, que funciona mediante tecnología de bomba térmica,

La producción de la versión en serie del BMW iNEXT comenzará en la planta de BMW Dingolfing en 2021.

Diseñado como un vehículo deportivo moderno, el nuevo modelo combina las últimas innovaciones definidas por BMW Group en su estrategia corporativa como tecnología BMW eDrive de quinta generación, el BMW iNEXT establece nuevos puntos de referencia en deportividad, eficiencia y alcance en un automóvil a batería.

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here