“Básicamente, consiste en desarrollar y luego construir un prototipo 100% eléctrico con el fin de participar en la carrera de resistencia más grande del mundo: Las 24 horas de Le Mans, dentro de 5 años”. Así resumen sus responsables el Proyecto 424.

El Proyecto 424 nace del anhelo de Nicolas Perrin, ingeniero de Fórmula 1, Fórmula E y Le Mans, de ganar Las 24 Horas de Le Mans, considerada por muchos como la carrera más exigente del mundo con un coche eléctrico.

Comencé mi carrera en Le Mans en 2003, trabajando para Yves Courage. Me enamoré de la carrera, el desafío de las 24h. Fui a trabajar a F1 en Williams, todavía tenía la ambición de volver a Le Mans algún día y ganar la carrera con mi propio coche. Esa es la razón por la que dejé la F1 y comencé PERRINN en 2011, para cumplir esa ambición”, explica.

Plataforma abierta

Una de las peculiaridades de Proyecto 424 es que su desarrollo se lleva a cabo en una plataforma abierta a través de Internet en la que los ingenieros vuelcan sus avances y admiten todo tipo de ideas, sugerencias y comentarios.

“Se me ocurrió el concepto de un equipo de código abierto, utilizando Internet y herramientas digitales, reemplazando las fábricas, oficinas y bancos de pruebas físicos tradicionales por Internet y herramientas digitales”, explica Nic.

De lo virtual a lo real

Aún no se ha construido ningún prototipo 424; de momento, lo más cercano a una prueba real ha sido una simulación de conducción en el circuito de Nordschleife.

Los ingenieros de Perrin explican que esta “es una herramienta de conducción e ingeniería; la usamos para capacitar a nuestros conductores, desarrollar nuestro automóvil y optimizar la configuración para Nürburgring”.

“También es una gran herramienta para comercializar el proyecto: cualquiera que tenga un ordenador en casa puede descargar la simulación y experimentar la conducción de Proyecto 424 en Nürburgring”, afirman.

En busca de socios que respalden Proyecto 424

Nic y su equipo esperan atraer “socios fuertes” que participen en el desarrollo, la fabricación y las oportunidades que brindan los prototipos para batir récords, esta vez en el mundo real.

“Ya contamos con el apoyo de empresas de software como Onshape para el suministro de herramientas de diseño”, cuentan. Y añaden: “Nos estamos asociando con Segula, una gran empresa de ingeniería, para el desarrollo del sistema de enfriamiento de la batería. Nuestra intención es seguir encontrando nuevos socios para 424”.

Primer Nürburgring; después, Le Mans

El gran reto de Perrinn es que coche eléctrico de carreras pueda tomar parte en Las 24 Horas de Le Mans en un plazo máximo de cinco años.

Antes de enfrentar este desafío, esperan establecer un nuevo récord de vuelta en el circuito más exigente del planeta, el Nordschleife de Nürburgring.

El objetivo es superar la marca registrada por el Porsche 919 Evo, un prototipo basado en el 919 que ganó Le Mans tres veces seguidas de 2015 a 2017 y que dió la vuelta al Anillo en 5:19,546 minutos.

Los 11 coches eléctricos más rápidos del mundo. potencia, autonomía y características

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here