Hyundai ha presentado oficialmente el Ioniq eléctrico en España y ya es posible adquirirlo en los concesionarios a partir de 34.600 €, el precio de la versión de entrada a la gama sin las ayudas del Plan Movea.

El objetivo de la estrategia  de sostenibilidad de Hyundai es lanzar 14 nuevos modelos electrificados antes de 2020. De ellos cinco serán híbridos convencionales, cuatro híbridos enchufables, cuatro eléctricos y uno de pila de combustible de hidrógeno.

Para esta presentación Hyundai nos invitó a realizar un recorrido de aproximadamente 140 kilómetros en el que predominaban sobre todo los tramos de autovía. Antes de entrar en las sensaciones de conducción vamos con los datos técnicos, las características y los precios.

Características mecánicas del Ioniq eléctrico

120 CV, 295 Nm de par máximo y 280 kilómetros de autonomía homologada

El Ioniq eléctrico utiliza la misma carrocería y por lo tanto la misma plataforma que el híbrido convencional y el híbrido enchufable que llegará al mercado este verano. En la versión eléctrica el motor trifásico de imanes permanentes cuenta con 88 kW (120 CV) y 295 Nm de par (modo Sport). Se sitúa en la parte delantera, donde también se encuentra el cargador de a bordo y la electrónica de potencia; el inversor se encarga de transformar la corriente continua de la batería en alterna para el motor y el convertidor de transformar el voltaje de la batería a 12 V para los servicios eléctricos del coche. Además también se encuentra el VCU, la unidad de control del vehículo, que se encarga de priorizar las ordenes del conductor.

Configuración del Hyundai Ioniq eléctrico
Configuración del Hyundai Ioniq eléctrico

En el centro se sitúa el BMS, el sistema electrónico que se encarga de gestionar la carga y descarga de la batería. Esta cuenta con 28 kWh útiles, ha sido fabricada por LG y se sitúa bajo el asiento trasero y el hueco de la rueda de repuesto. Cuenta con un sistema de ventilación por aire. Está garantizada por 8 años o 200.000 kilómetros.

En este caso no tenemos la misma configuración de otros eléctricos en los que la batería se sitúa en el suelo del coche y entre los ejes. Hyundai comentó que con esta configuración se busca un óptimo reparto de pesos y la mejor situación del centro de gravedad.

La autonomía homologada en el ciclo europeo NEDC es de 280 kilómetros con cada carga. Cuenta con carga rápida en corriente continua mediante el estándar CCS Combo 2. En este caso la energía va directa a la batería y se logra el 80% de carga en 24 minutos. De serie se incluyen los dos cables de carga para utilizar la carga mediante corriente alterna. En el caso de utilizar el conector tipo 2 (Mennekes) el cargador de a bordo se encarga de transformar la corriente alterna en continua y llevarla a la batería. Su potencia máxima es de 6,6 kW y se lograría la carga completa en menos de 5 horas. Por último dispone de un cable de carga ocasional con conector schuko  con el que la recarga completa se demora 12 horas.

El consumo homologado es de 11,5 kWh/100 km lo que corresponde a 1,2 l/100 km (teniendo en cuenta que 1 litro de gasolina corresponde a un consumo de 1,1 kWh)

Especificaciones técnicas del Hyundai Ioniq eléctrico

Funcionamiento del Ioniq eléctrico

Hyundai ha prescindido en este caso de ‘palanca de cambios’ sustituyéndola por una botonera en la que se selecciona el modo de marcha (P, R, N, D). Incorpora también freno de mano eléctrico y tres modos de conducción seleccionables desde un botón situado entre los asientos. La pantalla de control cambia de aspecto en cada uno de los modos que, por otra parte, son configurables a través de los menús. Los detalles los explicaremos cuando realicemos la prueba de larga duración.

Cuadro de instrumentos del Hyundai Ioniq eléctrico
Cuadro de instrumentos del Hyundai Ioniq eléctrico
  • Modos Normal y Eco que permite mayor regeneración al soltar el acelerador o pisar el freno. En ambos el par está limitado a 265 Nm.
  • Modo Sport. Es el único en el que se dispone de los 295 Nm de par.

El freno regenerativo cuenta con 4 niveles. Desde el 0 que mantiene el coche a vela, hasta el 3, que supone la máxima regeneración. El manejo se hace mediante levas en el volante.

Cuenta con la posibilidad de programar la carga y el climatizador tanto desde el coche como en remoto mediante un teléfono móvil. La climatización utiliza una bomba de calor en todos los niveles de equipamiento salvo en el de entrada.

Los precios para los tres niveles de equipamiento son, sin Plan Movea:

  • KLASS: 34.600 €
  • TECNO: 37.100 €
  • STYLE: 39.600 €

En caso de financiar la compra hay que descontar 1.400 € de ayuda de la marca

Equipamientos del Hyundai Ioniq eléctrico

A bordo del Hyundai Ioniq eléctrico

En el recorrido planteado por Hyundai España para esta toma de contacto estaba formado principalmente por autovías y carreteras con velocidades máximas permitidas de 90-100-120 km/h. He tenido la posibilidad de conducir el Ioniq eléctrico aproximadamente durante 30 kilómetros intentando mantener en cada caso la velocidad máxima permitida que en este caso osciló entre los 90 y los 100 km/h.  En el coche viajábamos tres personas con el climatizador a 21ºC y una temperatura exterior de 15ºC.

En este trayecto en el que la velocidad media fue de 72 km/h y el consumo medio de 13,6 kWh/100 km. Con estas cifras y según el calculador del coche hubiéramos podido hacer 200 km antes de agotar la batería.

Flota de prueba del Hyundai Ioniq eléctrico
Flota de prueba del Hyundai Ioniq eléctrico

Las sensaciones que transmite el coche son buenas. En ningún momento, incluso llevando activado el modo ECO da sensación de carecer de potencia. La aceleración es buena, si bien es cierto que es en el modo Sport en el que es evidente el par instantáneo de su motor eléctrico. En los modos Normal y sobre todo en el ECO este se ve claramente reducido.

El sistema de regeneración está bastante logrado y su situación en las levas del volante es muy funcional. Se puede mantener el coche a vela con cierta facilidad. Si la orografía es levemente descendente la pérdida de velocidad es mínima. Si es llana hay que ayudarle con pequeños toques en el acelerador para mantener la velocidad. Los otros tres niveles ayudan a frenar el coche en zonas de velocidad más reducida o a la hora de detenerse. En mi opinión su implementación es correcta y es una de las características que todos los coches eléctricos deberían aprovechar.

En nuestra unidad de prueba, con el equipamiento más alto posible (STYLE) destacan la gran cantidad de sistemas de seguridad y de ayuda al conductor. La conducción semiautónoma se puede lograr activando la detección de carril, configurándola para que mantenga el coche entre ellos y acompañándolo del sistema de control de crucero inteligente que mantiene una velocidad en consigna si no hay ningún coche más lento delante. En ese caso se mantiene la distancia con él. Es un sistema de ayuda, lo que queda claro cuando el sistema obliga a tener las manos en el volante con avisos sonoros cada poco tiempo. Su funcionamiento en el tramo de prueba fue correcto en algunas zonas, siendo incluso capaz de tomar algunas curvas. En otras ocasiones perdía los carriles, siendo necesario corregir la trayectoria del coche.

En general los acabados son buenos, con plásticos blandos en la parte alta del salpicadero y duros en la parte baja y en las puertas. La sensación es que el coche está bien construido. Os remitimos a la prueba que realizaremos de este coche, de mayor duración, para entrar en más detalles respecto a estas primeras impresiones.

Hyundai contará con unidades de prueba del Ioniq eléctrico en la Feria VEM de Madrid que se celebra del 5 al 7 de mayo en la Plaza de Colón. Para quien tenga oportunidad de asistir es una buena ocasión de hace una prueba de primera mano.


Galería de fotografías

 

1 Comentario

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here