Pedro Sánchez y Albert Rivera
Pedro Sánchez y Albert Rivera

Los programas del PSOE y Ciudadanos incluyen muchos puntos en común, sobre todo en temas  energéticos, entre ellos están la sustitución del impuesto de matriculación por otro ambiental que beneficiaría a los vehículos eléctricos.

El objetivo último es alcanzar un sistema energético eficiente y sostenible que siente las bases para un sector eléctrico basado en las energías renovables en 2050 y una reducción de emisiones de CO2 compatible con los compromisos de París”.

Así se resume el pacto en materia energética alcanzado entre PSOE y Ciudadanos en el documento firmado por los líderes políticos Pedro Sánchez y Albert Rivera.

Quien más contamina, más paga

Para la reducción del efecto invernadero, dentro de los acuerdos que han firmado ambos partidos, se incluye la sustitución del impuesto de matriculación por otro ambiental. Era uno de los puntos de coincidencia entre ambos partidos y se pagaría en función de las emisiones de dióxido de carbono (CO2) y de óxido de nitrógeno (NOx). Es decir se pagaría como una tasa de emisiones según la cual quien más contamina, más paga.

Los coches de gasolina y diésel serían los más perjudicados por esta medida mientras que favorecería a los menos contaminantes como los híbridos convencionales y los movidos por combustibles alternativos además de los electrificados, que incluyen eléctricos 100%, híbridos enchufables y autonomía extendida, que podrían incluso estar exentos de esta tasa, como ocurre actualmente.

Firma del pacto entre Pedro Sánchez y Albert Rivera
Firma del pacto entre Pedro Sánchez y Albert Rivera

Esta medida que beneficia de forma indirecta al vehículo eléctrico sin embargo no se ve respaldada por medidas directas como el impulso de las infraestructuras de recarga o el establecimiento de unas ayudas a más largo plazo.

Ambos partidos incluyen en sus programas electorales un modelo energético muy parecido basado en las renovables, la eficiencia energética, sobre todo en la rehabilitación de edificios, y en un plan de reducción de emisiones de efecto invernadero.

1 Comentario

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here