distintivo ambiental

El Ayuntamiento de Madrid comienza a informar esta semana sobre la nueva restricción que entrará en vigor el próximo 1 de enero de 2020 por la que los vehículos sin distintivo ambiental no podrán estacionar en toda la zona SER de la ciudad. Con esta nueva normativa, la opción de adquirir un coche eléctrico gana relevancia dadas las ventajas que ofrece.

La nueva prohibición, que entrará en vigor el 1 de enero de 2020, afecta de manera exclusiva a los vehículos sin etiqueta ambienta de la DGT por ser diésel matriculados antes de 2006 o gasolina de antes del 2000. Los propietarios de estos vehículos solo podrán aparcar en plazas de servicio regulado del barrio donde se encuentren empadronados.

La limitación se enmarca en el Plan A de Calidad del Aire aprobada por el anterior gobierno en octubre de 2018.

Campaña de información

Con motivo de evitar la desinformación, el Ayuntamiento enviará una carta nominativa a los 42.000 propietarios de vehículos A, en las que se informará de que el incumplimiento de la normativa acarreará una sanción de 90 euros, reducida a 45 por pronto pago. La campaña informativa también será visible en marquesinas, mupis digitales y medios de comunicación.

Por su parte, más de 50.000 folletos informativos serán distribuidos por las dos empresas que gestionan el SER en Madrid, siendo colocados en las lunas de los vehículos sin distintivo ambiental aparcados en zona SER.

Por último, la información también será mostrada tanto en los parquímetros de la zona SER como en las pantallas de información de tráfico de Calle 30.

Hora de pasarse al coche eléctrico

Con la próxima entrada en vigor de esta restricción, la opción de comprar un coche eléctrico o un híbrido enchufable se convierte, con más razón, en una alternativa a tener en cuenta.

Y es que los coches eléctricos e híbridos enchufables pueden aparcar en cualquier plaza del servicio regulado de manera gratuita. Además, por supuesto, pueden circular sin ningún tipo de restricción por las calles de Madrid Central. Del mismo modo, los coches eléctricos tampoco sufren las limitaciones impuestas por los protocolos anticontaminación.

Otra ventaja de la que podemos disfrutar en la ciudad de Madrid al comprar un coche eléctrico o híbrido enchufable es que gozan de una reducción del 75% del impuesto de matriculación.

Y por supuesto, hay que destacar las ayudas a la compra de este tipo de vehículos. Durante el V Congreso Europeo del Vehículo Eléctrico organizado por AEDIVE el pasado mes de octubre, Paloma Martín, Consejera de Medio Ambiente de la Comunidad de Madrid, apuntó que, durante 2019 ya se han invertido más de 12 millones de euros y que habría más recursos destinados a la ayuda para la compra de vehículos eléctricos al acabarse los fondos del II Plan de Movilidad Urbana Sostenible de la Comunidad de Madrid.

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here