Valencia suma 22 puntos a su red pública de recarga para vehículos eléctricos. Con un matiz importante: los cargadores están instalados en farolas y pérgolas fotovoltaicas.

Integrar los cargadores para vehículos eléctricos en el entorno urbano es uno de los retos que implica la expansión de la infraestructura de recarga imprescindible para la popularización de la movilidad eléctrica.

La idea de aprovechar las farolas como cargadores públicos lleva tiempo en la mesa de ayuntamientos y proveedores.

En nuestro país, uno de los proyectos más avanzados lo presentaba hace meses Ubitricity, compañía que ha elegido la Islas Canarias como enclave para iniciar una prueba piloto de su sistema de carga en farolas. Sin embargo ha sido Valencia la que ha tomado la delantera y puede presumir de ser la primera ciudad española con cargadores en farolas.

Valencia ya tiene 22 cargadores en farolas

Advertisement

Repartidos por varios puntos de la ciudad, ya están en funcionamiento los 22 cargadores en farolas inaugurados por el consistorio valenciano.

El alcalde de València, Joan Ribó, acompañado de la concejala de Gestión de Recursos, Luisa Notario, ha asistido a la puesta en marcha de los accesos para la recarga, distribuidos por diferentes zonas urbanas.

El sistema puesto en marcha en Valencia tiene la ventaja de que al utilizar las farolas y pérgolas como punto de recarga, la conexión eléctrica ya está hecha. “Por tanto, estamos ante un aprovechamiento muy importante de un mecanismo que el Ayuntamiento tiene como obligación, que es alumbrar las calles para que la gente pueda caminar”, ha subrayado Ribó.

Plazas de aparcamiento reservadas

Los cargadores están ubicados en las calles Amadeu de Savoia (en el edificio municipal de Tabacalera), donde se han habilitado cuatro cargadores en dos farolas y un total de 28 kW de carga simultánea; calle del Pintor Vilar (zona calle Alboraya), Conde Altea, 28 (Cánovas), calle del General Sanmartín, 7, y calle de Santa Rosa (Escuela de jardinería).

En todas ellas se han instalado con dos cargadores en una farola y enclave automático de carga nocturna (desconexión automática), y un total de 14 kW de carga simultánea.

Además, junto a cada farola se dispondrán dos plazas de aparcamiento pintadas en verde, con el símbolo de carga eléctrica, donde podrán aparcar para la recarga de los vehículos (con cargo por consumo de energía) toda persona que disponga de un vehículo eléctrico o vehículo híbrido eléctrico enchufable.

También se han habilitado cargadores en placas o cenadores fotovoltaicos en la Plaza Solar del Polideportivo de la Malvarrosa, (calle de Mendizabal), en los mercados del Cabanyal, Rojas Clemente y Castilla, y en la plaza de Miguel Adlert Noguerol. En estos puntos se ha habilitado un palo de recarga rápida con 2 tomas de 22 kW de potencia máxima cada una.

Inversión: casi 30.000 euros

En total, la iniciativa ha supuesto una inversión de casi 30.000 euros (29.228,8 IVA incluido), de los que 18.000 han sido aportados por la Comisión Europea.

Se ha optado por un modelo atornillado a las farolas con carga semirrápida y un modelo de gestión mixto. Los puntos se han instalado en tándems, con una toma de recarga semirrápida (es decir, dos puntos de carga por farola).

Cargar un coche eléctrico. Toda la información que necesitas saber

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here