Un cargador económico: Bosch Power Max

0
487

Bosch ha presentado un punto de recarga doméstico y económico para coches eléctricos. La instalación de este cargador se puede hacer en el hogar, en centros comerciales o en los centros de de trabajo.

De momento en Estados Unidos y Canadá Bosch ha vendido más de 16.000 y ha realizado más de 6.000 instalaciones. Allí se  puede conseguir por menos de 450 dólares. Ofrece varios niveles de carga, longitudes de cable y precios.

La primera, la más económica, puede cargar a 3,3 kW (16 A) lo que supone una carga lenta y podría terminar la recarga de una batería de 24 kWh en 8 horas. Cuesta 150 dólares.

La segunda y la tercera cargan a 7,2 kW (30 A) y sólo se diferencias en la longitud del cable siendo el primero de 5,5 metros y el segundo de 7,6 metros. La carga de una batería de 24 kWh se reduciría a la mitad, alrededor de cuatro horas. Los precios son 593 dólares y 749 dólares.

A estos precios hay que sumarles la instalación desde el cuadro eléctrico hasta el lugar en el que se aparcará el coche que pude rondar aproximadamente los 400 euros. Evidentemente estos cargadores, por la longitud de cable que traen, están pensados para las unifamiliares americanas y, para el caso de ser instalado en una vivienda española típica, en un edificio, el cable más corto puede ser suficiente. Puede no ser así en los centros comerciales y en los lugares de trabajo donde las distancias entre el punto de recarga y el lugar de aparcamiento pueden variar.

El Power Max tiene un conector SAE J1772, específico para coches eléctricos (el que lleva un Volt, un Leaf o un Ion), y que permite la carga en corriente alterna de nivel 2 que es más barato y carga algo más lento que el nivel 1.

cargadorboshintEl cargador cuenta con el tipo de protección NEMA 3R que permite que sea instalado en exteriores puesto que está certificado contra suciedad, lluvia, aguanieve, nieve, viento, polvo y la formación de hielo.  Incluye un indicador LED que marca el nivel de carga del vehículo, y está garantizado por 3 años. Cuando llegue a Europa sabremos si incluye también medición de la energía consumida y sistemas de programación de la carga.

La llegada al mercado de productos de este tipo, con la garantía de empresas reconocidas como Bosch,  es la señal clara de que los coches eléctricos han llegado para quedarse y su demanda hará crecer su producción y disminuir su precio. Aún hay que pasar por ser el primer “bicho raro” que se instala uno en casa, pero el segundo bicho raro, ya no lo es tanto. Los coches eléctricos necesitan ser vistos y “no oídos” para que la gente empiece a tenerlos en cuenta.

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here