Toyota abandona el vehículo eléctrico de baterías y apuesta por el de pila de combustible

0
361

Según informaciones aparecidas en New York Times, Toyota podría estar preparando el cierre de su aventura eléctrica con Tesla y apostando definitivamente por la tecnología de hidrógeno basada en la pila de combustible.

El acuerdo alcanzado en 2010 por ambas compañías por la cual Tesla suministraría motores eléctricos para el RAV4 eléctrico de Toyota, llegaría a su fin este año tras los malos comportamientos de venta en EE.UU, a pesar de las diversas ofertas realizadas por el fabricante japonés.

En 2010, Toyota compró el 3% de las acciones de Tesla (50 millones de dólares) y anunció la cooperación con Tesla en el desarrollo de los vehículos eléctricos, en clara apuesta por la tecnología eléctrica para un segundo paso en la movilidad tras la etapa híbrida. Esta apuesta quizás estaba condicionada por la “guerra” frente a su compatriota Nissan que lanzó el LEAF, considerado el primer vehículo eléctrico fabricado en serie y en serio.

Sin embargo, aunque Toyota mantendría su porcentaje en la compañía californiana, la apuesta por la tecnología 100% eléctrica podría haber llegado a su fin en la estrategia de Toyota, que vería con mejores ojos el desarrollo de la tecnología de hidrógeno.

Esta estrategia estaría encaminada al lanzamiento el próximo año de un sedán con tecnología de pila de combustible, y el desarrollo de estaciones de servicio de hidrógeno para apoyarla. Todo esto sería desarrollado en California, que parece ser el Estado en el que la movilidad sostenible tiene más aceptación en EE.UU.