Taxis eléctricos en Nueva York

0
429

El uso de los coches eléctricos como taxis se va extendiendo poco a poco por algunas de las ciudades más importantes del planeta. Para ello necesitan una mínima cantidad de cargadores rápidos repartidos por la ciudad. El resto de ventajas las pone el coche: facilidad de manejo, mínimo consumo y apenas mantenimiento.

En el mes de abril Nissan inició en Nueva York un programa piloto para comprobar cómo se maneja el  Leaf en una ciudad donde el taxi es un medio de transporte tan importante y la competencia es tan brutal. Inicialmente iban a ser seis las unidades de prueba, aunque de momento solo se han puesto en marcha cuatro. En Junio publicábamos un informe  sobre el ahorro que puede suponer el uso del Leaf como taxi en diferentes ciudades europeas.

Uppkar Thind Singh, uno de los taxistas afortunados con un Leaf de pruetaxi NY-400ba,  dice encontrarse “sobre la luna”. Únicamente tiene que pagar un dólar diario por el uso del coche y  además  su gasto de combustible ha pasado de los 50 dólares de su antiguo taxi de combustión a los apenas 11 que se gasta con el Leaf;  4 son de la carga lenta  en su casa, por las noches, y el resto por las recargas que realiza en los cargadores rápidos que se han distribuido por la ciudad y que le permiten recuperar, en media hora, el 80% de la batería.

El único inconveniente que le acarrea la autonomía del Leaf es que se ve obligado a preguntar a sus clientes por el destino y comprobar que puede llegar y, si no es así, rechazar la carrera. Además, gracias a la comodidad y a la novedad, las propinas de los pasajeros suelen ser más elevadas.

taxi NY-INT2Un aspecto importante de la prueba que Thind está realizando es que afirma no encontrar ningún tipo de degradación en la batería de su Leaf debido a tantas cargas rápidas, como ocurrió con algunos de los que circulan por Japón, aunque con tan pocas unidades a prueba tampoco se puede considerar que sea un dato objetivo para la comparación.

El alcalde de la ciudad Michael Bloomberg declaró que la meta, en 2020, es llegar a cubrir con taxis eléctricos un tercio de la flota actual. De momento los dos taxis que faltan para completar la prueba inicial se espera que puedan ser puestos en marcha antes de final de año.

Fuente: Green Car Reports