Reino Unido estrenará los primeros cargadores a 150 kW este año

Un estudio de ACEA afirma que solo uno de cada tres países europeos ofrece ayudas a infraestructuras de carga. España está entre los que sí, pues su planes gubernamentales incluyen una partida para la apertura de puntos de carga públicos y privados.

La Asociación de Constructores Europeos de Automóviles (ACEA) sitúa la falta de inversión como una de las principales barreras para la popularización del coche eléctrico, por encima incluso del precio o la autonomía. Y da un dato para apoyar su afirmación: solo uno de cada tres países europeos ofrece ayudas a infraestructuras de carga.

Hay más informes que apoyan esta teoría. Según un estudio de la Agencia Europea del Medio Ambiente (EEA por sus siglas en inglés), solo 10 de los 28 países integrados en la Unión Europea ofrecieron ayudas para la implantación de una red de carga de vehículos eléctricos amplia y competitiva en 2016.

Es el momento de acción y todos los Estado miembros tienen la responsabilidad”de comprometerse a realizar las inversiones necesarias

Ante esta realidad, ACEA reclama que tanto los gobiernos europeos como las operadoras del servicio activen planes de ayudas que hagan más atractiva la creación de nuevos puntos de carga. Mientras que la EEA subraya la necesidad de una infraestructura de recarga “suficiente” para que los usuarios confíen en que los vehículos de propulsión 100% eléctrica satisfarán sus necesidades de viaje sin pensar en el problema que supone la autonomía del automóvil.

Hyundai Kona eléctrico

Una directiva demasiado “pobre” en lo que a ayudas a infraestructuras de carga se refiere

Al hilo de la afirmación que muestra que solo uno de cada tres países europeos ofrece ayudas a infraestructuras de carga, ACEA ha denunciado que la implementación de la Directiva 2014/94/UE del Parlamento Europeo y del Consejo relativa a la implantación de una infraestructura para los combustibles alternativos continúa siendo “muy pobre”.

Según la Asociación de Constructores Europeos de Automóviles, “es el momento de acción” y todos los Estado miembros tienen la “responsabilidad” de comprometerse a realizar las inversiones necesarias, porque Europa necesita poder mostrarle a los clientes que la red de infraestructura de recarga para vehículos eléctricos cumple con sus expectativas de poder viajar “sin ansiedad”.

“Si los clientes no ven los puntos de recarga en su entorno cotidiano, no estará dispuestos a usar la electricidad”, zanjan desde ACEA.

España si tiene ayudas a infraestructuras de carga

En todos los planes de ayudas destinados a incentivar las energías alternativas, España incluye una partida destinada a favorecer la instalación de puntos de carga de vehículos eléctricos.

El Plan Movea destinó 14,3 millones de euros a infraestructuras. El Plan Movalt repartió otros 15 millones de euros para este fin. Y el Plan VEA, pendiente de fecha, también tendrá una partida asignada a infraestructuras.

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here