Las compañías aseguran que su tren eléctrico puede reducir hasta en un 50% las emisiones de C02 con respecto a las líneas ferroviarias no electrificadas.

Siemens Mobility se ha aliado con Austrian Federal Railways (ÖBB) para desarrollar de manera conjunta un tren eléctrico que dé servicio a pasajeros en la segunda mitad de 2019.

El primer paso de este proyecto conjunto es un prototipo ambas compañías han llamado Desiro ML Cityjet Eco y que han presentado en Viena.

El Cityjet eco es, por tanto, un tren alimentado por baterías que se presenta como una alternativa a las líneas ferroviarias no electrificadas y que promete reducir hasta en un 50% las emisiones de CO2 de los trenes propulsados por diésel.

El tren eléctrico estará listo para empezar a funcionar en 2019

Siemens está desarrollando una unidad de batería electro-híbrida que permite al tren cargar sus baterías a través del pantógrafo en líneas ferroviarias electrificadas.

Esta energía está entonces disponible para alimentar al tren en los tramos no electrificados; tan pronto como el tren abandona la línea electrificada, sus baterías alimentan el sistema de suministro de energía.

Los planes de Siemens y ÖBB contemplan que el tren eléctrico realice un primer servicio con pasajeros en la segunda mitad de 2019. Antes, El prototipo será presentado en la vía 1/400 del área de exhibición al aire libre de InnoTrans 2018, la feria comercial internacional líder en tecnología de transporte, que tendrá lugar en Berlín del 18 al 21 de septiembre.

Utiliza baterías de titanato de litio, que permiten corrientes de carga mucho más elevadas

“La protección ambiental es especialmente importante en ÖBB. Siempre estamos buscando maneras de mejorar nuestros productos y hacerlos más respetuosos con el medio ambiente”, ha dicho Evelyn Palla, miembro de la Junta Directiva de ÖBB Personenverkehr AG.

“Como parte de esta cruzada, ÖBB continuará centrándose en reemplazar vehículos diésel en el futuro”, afirma Palla.

Funciona con tres contenedores de baterías

Para dar servicio en modo cien por cien eléctrico, el tren de Siemens cuenta con tres contenedores de baterías, dos controladores DC/DC y un refrigerador de baterías entre otros componentes electrónicos.

El sistema utiliza baterías de titanato de litio (tecnología LTO). Comparadas con las baterías de litio convencionales, estas permiten corrientes de carga significativamente más elevadas para una carga rápida.

Gracias a un modelo térmico especial para los contenedores de las baterías, se espera que las condiciones climáticas externas no influyan en la vida útil de las baterías ni en su estado de carga.

Cuando las baterías estén listas para producirse en serie, deberán tener una vida útil de aproximadamente 15 años, lo que significa que tendrán que ser reemplazadas tan solo una vez durante el tiempo de servicio del tren.

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here