Jaguar I-Pace. Vértigo al alcance de pocos

Probamos el Jaguar I-Pace, primer coche eléctrico 100% de la firma inglesa

0
1214

Por fin probamos el Jaguar I-Pace, un SUV deportivo que hace clara competencia a Tesla, al meterse entre el deportivo Model S y el familiar Model X. Aceleraciones aparte (0 a 100kmh en 2,7” del Tesla Model S, frente a 4,8” del I-Pace), la sensación de vértigo es la misma.

El exterior del Jaguar I-Pace es francamente atractivo. Con 13 centímetros menos de altura que sus hermanos de gama, tiene una apariencia deportiva que se ve resaltada con el alerón trasero,  el extraordinario techo de cristal panorámico, o las llantas de hasta 22 pulgadas.

 

El interior es pura sobriedad británica, donde los más pequeños detalles están bien resueltos. Podemos hablaros de sus asientos de cuero ajustables y programables con climatización incluida para los gustos más exquisitos, o bien de los múltiples conectores bien distribuidos por todo el coche para los más activos en contenidos multimedia.

Sus dos motores eléctricos (uno por eje) y su par de 696 Nm, te lanzan literalmente como si fuera un cohete.

Pero donde realmente se aprecia un buen coche eléctrico es en la conducción. Jaguar I-Pace es una máquina perfectamente acabada, con una conducción precisa en curva cerrada o abierta. Da igual el ángulo de entrada, que el coche reacciona y te mete de nuevo en la trazada más adecuada. El aplomo del I-Pace es magnífico, casi como conducir sobre raíles de tren, pero con la ventaja de tener 400 CV de potencia inmediata. Sus dos motores eléctricos (uno por eje) y su par de 696 Nm, te lanzan literalmente como si fuera un cohete.

Autonomía y consumos del Jaguar I-Pace

Otra cosa son los consumos claro, que influyen decisivamente en la autonomía final del vehículo y que nos permite planificar viajes con distancias más o menos largas. Así, en nuestra prueba hemos tenido en cuenta tres situaciones:

Ciudad: Alternando ciclo urbano con circunvalaciones, con medias de 37 km/h obtuvimos un consumo medio de 18 kW/h a los 100 km. Con estos datos y si consumiéramos por completo la batería de 90 kWh del Jaguar I-Pace obtendríamos una autonomía de 500 km. El fabricante ofrece una autonomía en ciclo WLPT  de 480 kilómetros, por lo que es bastante real.

Carretera: Condujimos durante 10 kilómetros por autopista con ligera subida a 100 km/h y obtuvimos un consumo medio de 23,9 kWh a los 100 km. En este caso hubiéramos obtenido una autonomía de 376 km.

A mayores velocidades (120 km/h) el consumo se eleva hasta los 30 kWh, reduciéndose la autonomía hasta los 300 km o menos, dependiendo del tipo de conducción.

Algunos datos

Como ya os comentábamos, la batería tiene una capacidad de 90 kWh (432 celdas), y puede ser recargada en un Wallbox de 7,3 kW de potencia en unas 13 horas. Si contamos con un cargador que disponga de 100 kW de potencia en corriente continua podremos cargar el 80% de la batería en tan sólo 15 minutos. En este caso utilizaremos el estándar CCS que viene incorporado en el Jaguar I-Pace.

Si contamos con un cargador que disponga de 100 kW de potencia en corriente continua podremos cargar el 80% de la batería en tan sólo 15 minutos.

Equipamientos y precios de Jaguar I-PACE

Tres son los niveles de equipamiento (más uno especial de lanzamiento) entre los que se podrá elegir el Jaguar I-PACE. El configurador web ya está disponible al público a través de su página web:

Jaguar I-Pace S: 79.100€

Jaguar I-Pace SE: 87.100€

Jaguar I-Pace HSE: 93.200€

Jaguar I-Pace First Edition (edición limitada de inicio de comercialización): 103.500€

Comparándolo con el jaguar F-PACE de  381 CV es significativamente más barato (93.770 euros).

Nuestro agradecimiento a Bruselas Motor, Concesionario Oficial de Land Rover & Jaguar en Madrid

 

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here