Planta de Chery Jaguar Land Rover Automotive Company. Changsu, al norte de Shanghái.
Planta de Chery Jaguar Land Rover Automotive Company. Changsu, al norte de Shanghái.

Los sectores de automoción británico y chino han firmado un acuerdo de cooperación. Son la Sociedad de Fabricantes y Comerciantes de Motores (SMMT) y la Asociación China de Fabricantes de Automóviles (CAAM). El objetivo es desarrollar la cooperación mutua y crear nuevas oportunidades de negocio

China es el mercado automotriz más grande del mundo, con más de 23 millones de vehículos nuevos matriculados el año pasado. Además, es destino clave para la exportación de autos fabricados en UK, por detrás de la UE y EE. UU.

Más del 6% de todos los modelos de fabricación británica exportados en 2018 se enviaron a China. A los conductores del país asiático les encantan las marcas Premium de fabricación británica. Especialmente, los Aston Martin, Bentley, Jaguar Land Rover, McLaren y MINI.

A la inversa, en UK se matricularon más de 10.000 automóviles de fabricación china.

Sectores de automoción en ambos países

El Reino Unido es el cuarto mayor fabricante de automóviles de Europa. Produjo 1,52 millones de automóviles en 2018. Mientras, China es, con mucho, el más grande a nivel mundial. Su producción ha aumentado de forma increíble en la última década, un 248% más que en 2008. Y cada vez tienen más peso los vehículos de nueva energía (NEV), alcanzando en 2018 los 1,27 millones.

Las oportunidades de crecimiento son claras. Ambos países confían en desarrollar la relación comercial iniciada en los 80. En la actualidad, el sector británico automotriz cuenta con unas 19 ubicaciones de fabricación en China. La fuerza laboral en el país supera las 8.000 personas. Redes de distribución tienen marcas como Aston Martin, Bentley y McLaren. Por su parte, Jaguar Land Rover produce automóviles en el país desde 2014.

Los sectores de automoción británico y chino tienen una larga tradición de colaboraciones
Los sectores de automoción británico y chino tienen una larga tradición de colaboraciones. En la imagen los buses eléctricos BYD.

Mientras tanto, la inversión china en la industria automotriz del Reino Unido ha aumentado considerablemente en los últimos años. Los hitos incluyen la Corporación de la Industria Automotriz de Shanghai (SAIC). Estableció su Centro Técnico en el país en 2005 para respaldar el desarrollo de productos en la famosa marca MG. Asimismo,  Changan Automobile estableció su centro I+D en el Reino Unido en 2010, dedicado al desarrollo del tren motriz. En 2017, Geely anunció una importante inversión en el fabricante británico de autos deportivos Lotus. Y BYD lanzará este verano autobuses eléctricos de dos pisos en Londres, en colaboración con el fabricante británico Alexander Dennis.

Sectores de automoción en desarrollo y con respaldo

El Reino Unido tiene una larga tradición de apoyo al sector de la automoción. Tiene una fuerza laboral altamente productiva y alberga a algunos de los principales diseñadores y compañías de componentes del mundo.

También hay un fuerte apoyo para la industria por parte del gobierno. El sector automotriz forma parte de una estrategia industrial moderna y cuenta con una inversión constante para el desarrollo de vehículos conectados, autónomos y de cero emisiones.

Hasta la fecha, el gobierno del Reino Unido y la industria automotriz han invertido conjuntamente más de £ 500 millones en I + D de CAV y bancos de pruebas. La inversión del gobierno en el desarrollo de vehículos eléctricos, la infraestructura y la captación de mercado asciende a £ 1.500 millones.

También tienen universidades de investigación de renombre, con capacidades avanzadas en ingeniería, software, ciencia de datos e inteligencia artificial. Asimismo, clústeres tecnológicos y áreas de movilidad futura para el desarrollo de nuevos modos de transporte, servicios y tecnologías.

Los desafíos futuros para la industria automotriz ya no son problemas locales, sino  globales. Abordar la contaminación del aire y el cambio climático, el rápido cambio a vehículos eléctricos o de combustible alternativo y el auge de automóviles cada vez más conectados y autónomos.

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here