jaguar land rover

Jaguar ha decidido apostar por una nueva fórmula para el desarrollo de sus vehículos eléctricos: más rigidez y menos peso, para así conseguir una mayor autonomía. Desarrolla esta fórmula a través del Proyecto Tucana.

El fabricante británico Jaguar Land Rover apostará por el empleo de nuevos materiales para mejorar la autonomía de sus próximos modelos eléctricos. Según adelanta en un comunicado, se va a centrar en el uso de compuestos y materiales avanzados que le permitan aumentar su rigidez un 30% y reducir su peso en hasta 35 kilogramos. Esta reducción de peso le concede un margen necesario para incorporar baterías de mayor tamaño y así incrementar su autonomía.

Para alcanzar este objetivo, Jaguar sustituirá el aluminio y el acero por compuestos capaces de controlar el aumento del par generado por las baterías de alto rendimiento, además de mejorar la eficiencia y reducir la huella de CO2.

Proyecto Tucana, el futuro eléctrico de Jaguar

El Proyecto Tucana de Jaguar es un programa sobre avanzados materiales compuestos y ligeros que ofrecerán una “mejor autonomía, mayor rendimiento y una experiencia de conducción más dinámica” de sus vehículos eléctricos, según ha anunciado la firma de automóviles.

El consorcio Tucana es un programa de cuatro años con el que Jaguar ayudará a reducir las emisiones de dióxido de carbono (CO2) de Reino Unido en 4,5 millones de toneladas entre 2023 y 2032, gracias al incremento del uso generalizado de los vehículos eléctricos y a la fabricación de coches más ligeros.

Project Vector de Jaguar Land Rover.
Project Vector de Jaguar Land Rover.

Según el responsable de Desarrollo de Jaguar Land Rover, Marcus Henry, el desarrollo de nuevas estructuras de carrocerías más ligeras complementará a los motores con cero emisiones más innovadores y será clave en el futuro de la electrificación de sus vehículos. En su opinión, el Proyecto Tucana, permitirá demostrar la auténtica capacidad medioambiental de los vehículos eléctricos al extender la adopción de la tecnología, y colocará a Jaguar Land Rover y la cadena de suministro de Reino Unido a la vanguardia de las tecnologías con bajas emisiones de carbono.

Con el apoyo del Gobierno de Reino Unido

Reino Unido busca situarse a la vanguardia mundial de la tecnología de bajas emisiones de C02 con vehículos eléctricos y con la fabricación de coches más ligeros que ayuden a reducir la emisiones de C02 en 4,5 millones de toneladas entre 2023 y 2032.

El Reino Unido se ha comprometido a invertir, a través del Advance Propulsion Centre (APC), 22 millones de libras esterlinas (unos 24,7 millones de euros al cambio actual) a través de dos proyectos de i+D para respaldar la fabricación de vehículos ligeros y motores eficientes con bajas emisiones de carbono, con los que se protegerán 1.500 puestos de trabajo y se ahorrarán 2,5 millones de toneladas de CO2.

El primero de los proyectos es el Tucana de Jaguar Land Rover y el otro el de Sigmatex, que se denomina ARCS y cuyo objeto es desarrollar estructuras compuestas como la fibra de carbono de alto volumen y a bajo costo.

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here