El reciclado de baterías de vehículos eléctricos supone uno de los mayores éxitos en la economía circular.
El reciclado de baterías de vehículos eléctricos supone uno de los mayores éxitos en la economía circular.

El clúster de automoción valenciano Nutai, asociado a AVIA, y el Instituto Tecnológico de la Energía han presentado a Industria RETEBAVE. Se trata de un proyecto para el reciclado de baterías. La iniciativa valenciana propone automatizar el proceso industrial para la gestión circular de baterías provenientes de vehículos eléctricos. El importe solicitado para el proyecto asciende a 212.234 euros.


El proyecto se basa en dos líneas fundamentales: por un lado, un diagnóstico de las baterías recuperadas para proporcionarles una segunda vida; y en caso de no poder reutilizarlas, un reciclado robotizado.

Es decir, que el mismo proceso permitiría el diagnóstico de las baterías y su posible regreso a la cadena de valor, o un reciclado robotizado.

Entre las características claves de RETEBAVE está el que todos los procesos estarán automatizados, digitalizados e interconectados. En consecuencia, y tal y como está definido el proyecto, las baterías contarán con sistemas de trazabilidad digital por cada unidad.

RETEBAVE, el título del proyecto, procede de “Reciclaje Técnico de Baterías de Vehículos Eléctricos”. Este proyecto se enmarca en la convocatoria de mayo de 2020 del Ministerio de Industria. El objetivo: apoyar a las agrupaciones empresariales innovadoras para mejorar la competitividad de las pymes.

Además, es uno de los proyectos valencianos que persiguen el desarrollo industrial de la comunidad en el sector de la nueva movilidad. Asimismo, parte del esfuerzo valenciano por conseguir una gigafactoría en su territorio.

RETEBAVE y la segunda vida de las baterías

Para los promotores del proyecto, esta iniciativa responde a las políticas de la Unión Europea de Economía Circular. Asimismo, al conjunto de programas de optimización en la gestión de residuos y mejor aprovechamiento de las materias primas secundarias. Además, esta iniciativa pone especial interés en la gestión de los residuos que provienen de sectores clave como es el del automóvil; en especial, el de las baterías eléctricas: “cuyo recorrido vital aún está por definir”.

Además del plan de reciclado de RETEBAVE, el proyecto incluye la elaboración de un catálogo de segundos usos de dichas baterías. Así, estas piezas clave de la movilidad eléctrica podrán utilizarse en otros aparatos y volver a la cadena de valor productiva. Lo cierto es que la economía circular de las baterías procedentes de vehículos eléctricos es un campo con muchas posibilidades por definir.

Si la segunda vida no es posible, el reciclado permite la separación de materias primas. En la imagen: cobre y aluminio; acero; aislamiento y polvo negro.
Si la segunda vida no es posible, el reciclado permite la separación de materias primas. En la imagen: cobre y aluminio; acero; aislamiento y polvo negro.

Beneficios de RETEBAVE

Elena Lluch, gerente de AVIA, ha citado las características de RETEBAVE:

“La bondad de esta iniciativa está en la incorporación al proyecto de numerosas tecnologías que permitirán construir una planta automatizada y con las últimas tecnologías: automatización de procesos; IoT; análisis de datos; deeplearning; análisis energéticos; aplicación de técnicas energéticas de sostenibilidad… Y todo esto permitirá desarrollar nuevas tecnologías de gestión circular altamente tecnificada con el fin de obtener una planta digitalizada”.

Además, este proyecto está alineado con el Mobility Innovation VLC y los retos detectados como prioritarios para el sector industrial valenciano. Este proyecto responde al objetivo de posicionar a la Comunitat Valenciana como un referente de soluciones industriales para la nueva movilidad. Y es también un ejemplo del esfuerzo que desde distintos agentes de la propia Comunitat, liderados por la Generalitat Valenciana, se está haciendo para desarrollar una gigafactoría en nuestro territorio”.

Nuevo modelo de movilidad

Por su parte, Enrique Vacas, director general de NUTAI, ha afirmado:

“Plantear el desarrollo de una planta completamente automatizada y adecuada a un nuevo proceso productivo que hasta el momento no existe, es fundamental si queremos avanzar en la línea de innovación y desarrollo en el área energética marcada por la Comunitat Valenciana. Este proyecto pone el foco en el nuevo modelo de movilidad, basado en vehículos eléctricos; asimismo, en la necesidad de procesos productivos sostenibles y ágiles. No ya en la fabricación de los vehículos, sino en el ciclo de vida de todos sus componentes”.

Marta García, directora del Instituto Tecnológico de la Energía (ITE), ha añadido:

“Esta línea de proyectos contemplan un importante impulso para alcanzar los objetivos de sostenibilidad y descarbonizacion marcados por el actual modelo de Transición Energética en el que nos encontramos; además, contribuye al desarrollo y reindustrialización del sector, cubriendo uno de los principales eslabones de la cadena de valor de la fabricación de baterías”.

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here