Volkswagen ID.3. Prueba de conducción y tecnología

Mejor de lo esperado

0
509

Probamos el Volkswagen ID.3, el primer coche nacido eléctrico de la firma alemana. Hemos disfrutado de sus excelentes sensaciones y tecnología a lo largo de una semana, en la que hemos testado sus principales ventajas y conocido más a fondo el porqué de su larga espera.

Llamativo, espacioso, luminoso, son algunos de los adjetivos que se nos ocurren al mirar de cerca el nuevo Volkswagen ID.3, un vehículo con el que Volkswagen quiere liderar la era de la electromovilidad. Y esto no son solo palabras ya que Volkswagen invertirá 11.000 millones de euros hasta 2024 en el desarrollo de sus modelos. 20 millones de vehículos se fabricarán en los próximos años bajo una plataforma común denominada MEB, de la que ya os hemos hablado anteriormente.

Es destacable el hecho de que el ID.3 está siendo el primer coche que se fabrica en la planta de Zwickau con un balance neutro de emisiones de CO2.

Exterior del Volkswagen ID.3

Pero empecemos por el exterior. A simple vista, el VW ID.3 tiene ciertas semejanzas con el Beetle, pero no dejamos de compararle con el Volkswagen Golf. Seguramente porque todos creemos que será su heredero. El ID.3 tiene un aspecto deportivo y potente desde el lateral con unas llantas de gran tamaño y un largo spoiler en el paso de rueda bajo.

Y si nos vamos al frente, volvemos a recordar al aspecto del Golf, pero con una variante importante. Sus faros Matrix LED pivotables eléctricamente, que controlan de forma inteligente la mejor iluminación en la carretera tanto de día como de noche.

En la parte trasera las ópticas también son LED, y podemos cambiar la animación del intermitente para que la luz vaya de dentro afuera.

En cuanto a medidas, el Volkswagen ID.3 tiene 4,35m de largo por 1,80m de ancho y una altura de 1,57m. Para que os hagáis una idea, es 7 cm más largo que el nuevo Golf y 9 cm más alto. El maletero es aceptablemente grande para estas dimensiones. Cuenta con 385 litros, y si plegamos los asientos aumentamos su volumen hasta los 1.267 litros.

Su estructura

Aunque sus voladizos son muy cortos, la nueva plataforma MEB ha permitido tener una gran distancia entre ejes para ofrecer al pasajero un amplísimo espacio interior. Tiene una batalla de 2,76 cm, casi como en el Passat.

Si a esto le sumamos el gran techo panorámico de 1,30 de largo y de 1,11 de ancho, la luminosidad que obtenemos en el interior es espectacular.

A este gran espacio interior contribuye que la batería está alojada como bloque plano bajo el habitáculo, el motor eléctrico en el eje trasero, y la climatización y el radiador en el frontal del vehículo.

En el interior

Si pasamos dentro, lo primero que vemos es que el acceso es muy cómodo y que el asiento está suficientemente elevado para tener una perfecta visión del conjunto. En el acabado Style Plus, podemos ajustar eléctricamente los asientos hasta en 12 modos y disponer de calefacción. Son muy útiles para largos viajes los reposabrazos plegables y ajustables en altura.

Si miramos hacia el salpicadero vemos que los elementos que tenemos a nuestro alrededor son escasos. La funcionalidad de este coche es una de sus identidades. Desde luego no hay exceso de botones. Unida al volante tenemos la pantalla de instrumentos de 5,3 pulgadas, y una gran tecla basculante con la que controlamos marcha adelante o marcha atrás, y el sistema de recuperación “brake”.

La pantalla táctil central de 10 pulgadas está inclinada hacia el conductor y gestiona todas las funciones de las áreas de telefonía, navegación, entretenimiento, sistemas de asistencia y configuración del vehículo. Y por supuesto puede ser configurable a nuestro gusto. Justo debajo de la pantalla encontramos unos deslizadores para poder manejar el volumen y la temperatura. Y más abajo, cuatro botones de acceso rápido: Aparcamiento, climatización, asistentes, y modos de conducción.

Cuando conectamos nuestro vehículo, nos llama la atención una banda de luz situada bajo el parabrisas que recuerda a la del “coche fantástico”. Se trata del ID. Light, que parpadea en tres tonalidades para advertirnos de diferentes situaciones:

En rojo intenso avisa de frenada en una situación crítica, durante el proceso de carga una banda verde indica el estado de carga. Cuando utilizamos el navegador, la luz se desplaza hacia derecha o izquierda dependiendo de a dónde nos debemos dirigir.

Autonomía

Hay pocos coches eléctricos que tengan un consumo tan equilibrado como el ID.3. En nuestra prueba hemos obtenido consumos de 14kWh en ciudad y de unos 16kWh en carretera con un buen ritmo de conducción. Uno de los motivos es un buen coeficiente aerodinámico de 0,27 gracias a unos pilares C rebajados y a unos pilares A inclinados de forma pronunciada. Esta excelente aerodinámica y el parabrisas acústico contribuyen, y de qué forma, a que el interior sea todo silencio.

Sobre la programación de la carga, os quiero destacar la posibilidad de cargar la batería hasta el nivel que nosotros queramos. Es muy útil si no queremos cargar al 100%.

Para recargar en casa, todas las versiones ofrecen una potencia de carga de hasta 11 kW en corriente alterna.

Y si vamos de viaje y tenemos que parar en un punto de carga rápida de corriente continua, lo podremos hacer con cargadores de hasta 100 kW para la versión Pro Performance y de hasta 125 kW para la versión Pro S. Tanto en una como en otra, podremos cargar hasta 320 kilómetros más de autonomía con tan sólo 30 minutos de carga.

ID.3 cuenta con varios sistemas de asistencia que están agrupados bajo las siglas IQ. Drive

En el equipamiento completo contaremos con un radar frontal, una cámara frontal, dos radares traseros y ocho sensores de ultrasonido que vigilan el entorno del coche.

Qué significa todo esto, pues que nuestro vehículo será capaz de tomar el control de nuestra conducción cuando activemos el asistente de viaje o travel assist. Tan sólo tendremos que poner las manos sobre el volante para que nuestro vehículo avance en función de la velocidad máxima permitida, y se mantenga en el carril, frenando o acelerando para mantener la distancia elegida con el coche precedente.

Os tengo que decir que es alucinante cuando ves que el coche toma las curvas o reduce la velocidad. Pero ojo, esto no es un piloto automático. Hay que estar atento a las intersecciones o los cambios de carril para tomar el mando del vehículo. En algunas ocasiones, el sistema reconoce señales de velocidad en vías de servicio paralelas a las carretera por la que vamos conduciendo y reduce significativamente la velocidad. Ahí es donde el conductor debe estar atento y tomar el control.

Es muy interesante y sobre todo útil el head-up-display de realidad aumentada, que proyecta información en el parabrisas, como la velocidad a la que vamos, la velocidad permitida, la navegación o el control de crucero adaptativo.

Otros asistentes

En el ID.3 se incluye de serie el sistema de aviso de salida del carril,  el Front Assist que reacciona ante posibles colisiones con avisos e intervenciones de frenada. El asistente de giro, que vigila el carril contrario al girar hacia la izquierda; y en caso de emergencia, también frena.

También contamos con un sistema de asistencia para evitar obstáculos y para evitar choques durante el aparcamiento.

Un sistema de serie que está hecho a medida para la conducción eléctrica es el Eco Assistent, que analiza los datos de navegación y las señales de tráfico detectadas por la cámara. Si, por ejemplo, el ID.3 se aproxima a una curva o a una población, el sistema puede mostrar al conductor indicaciones visuales para advertirle cuándo debería retirar el pie del pedal derecho. De este modo, se puede recuperar la propulsión de forma óptima.

A destacar

  • Tecnología
  • Espacio
  • Estabilidad
  • Seguridad

A mejorar

  • Calidad de los plásticos interiores
  • Travel Assist
  • Electrónica

Precios del Volkswagen ID.3

El ID.3 arranca en los mercados con dos variantes del modelo que se diferencian por la batería. El ID.3 Pro Performance, que llega con una batería de 58kWh útiles y una autonomía WLTP de 425km. La potencia del motor es de 150 kW o 204 CV y 310 newton/metro, y su precio según terminaciones comienza desde 36.145€.

La otra variante es la denominada ID.3 Pro S que alberga una batería con capacidad neta de 77 kWh y una autonomía de hasta 549 km (WLTP). Su precio parte desde los 40.615€.

Precios y versiones del Volkswagen ID.3

Galería de fotos del Volkswagen ID.3

Volkswagen ID.3

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here