Audi. Plantas de producción

A partir de 2026, Audi sólo lanzará al mercado mundial vehículos nuevos con propulsión totalmente eléctrica. Y eliminará gradualmente la producción de sus modelos de combustión para 2033. Como parte de su estrategia corporativa, la marca está implementando medidas para preparar sus instalaciones globales de cara a la producción de coches totalmente eléctricos.


Gerd Walker, director de Producción y Logística de Audi, ha explicado:

“No queremos proyectos aislados en nuevos emplazamientos. En su lugar, estamos invirtiendo en nuestras plantas existentes para que acaben siendo tan eficientes y flexibles como puede serlo una fábrica de nueva construcción”.

El director de Producción y Logística de Audi quiere que los procesos productivos sean flexibles y resilientes para estar preparados para el futuro. En consonancia con este objetivo Audi desarrolló su estrategia integral teniendo en cuenta diversas perspectivas. Especialmente, por lo que respecta a las necesidades de la sociedad, de los clientes, de las partes interesadas y de sus propios trabajadores.

Y la respuesta ha sido 360factory, una estrategia que se enfoca en rentabilidad, sostenibilidad y flexibilidad.

Gerd Walker, director de Producción y Logística de Audi.
Gerd Walker, director de Producción y Logística de Audi.

La estrategia de Audi

Para fin de década, Audi producirá modelos eléctricos en todas sus plantas de producción. Según Walker:

“Para lograr nuestro objetivo confiamos en nuestro personal altamente cualificado; destinaremos un presupuesto de unos 500 millones de euros en formación para que todos nuestros empleados estén preparados para el futuro en 2025″.

Dos centros, Böllinger Höfe y Bruselas, ya están produciendo vehículos totalmente eléctricos. A partir de 2023, el Audi Q6 e-tron será el primer modelo totalmente eléctrico que salga de la línea de producción de Ingolstadt. Y la producción de coches eléctricos comenzará gradualmente también en Neckarsulm, San José Chiapa (México) y Györ (Hungría). Por otra parte, los modelos de combustión irán poco a poco eliminándose desde comienzos de la próxima década.

Además, sólo se construirán nuevas plantas allí donde se necesite capacidad productiva adicional. Por ejemplo, Audi y su socio FAW están construyendo actualmente una planta en Changchun. Prevista su operación para 2024, sólo producirá coches eléctricos.

Dentro de su estrategia, la transición a la electromovilidad de Audi sigue cuatro líneas clave: que sea económica, sostenible y atractiva, además de flexible. En esa línea, las plantas irán sustituyendo gradualmente la producción de vehículos de combustión por eléctricos.

Electromovilidad

Electromovilidad futura

Markus Duesmann, CEO de Audi, explicaba las principales líneas de la marca de cara a la movilidad eléctrica en un evento celebrado en abril. Junto a Hildegard Wortmann, responsable de Ventas y Marketing, ya daban a conocer algunos datos sobre su evolución hacia la sostenibilidad.

Además, y dentro de su programa medioambiental Mission:Zero, la marca persigue la neutralidad de emisiones de CO2 de sus plantas para 2025.

Asimismo, ha fijado objetivos de sostenibilidad relacionados con la producción en las áreas de: consumo de energía primaria, emisiones de las centrales eléctricas, equivalentes de CO2, contaminantes atmosféricos, riesgo hídrico local y volumen de aguas residuales y residuos.

Entre los pasos, de cara a este objetivo se incluyen: la generación propia de energía renovable y el uso de tecnologías innovadoras para crear más cadenas de valor circulares, en las que los recursos utilizados se aprovechen en ciclos cerrados.

Estrategia como empresa

Audi 360factory también mostrará a la compañía como un empleador atractivo tanto interna como externamente, especialmente en lo relacionado con la producción. Para ello, la marca trabaja en conceptos de flexibilización de horas de trabajo y en la adecuación de lugares de descanso.

Según añade Walker:

“Queremos ser el mejor empleador, tanto para nuestros trabajadores actuales como para todos los aspirantes, estudiantes y profesionales.

Nuestra transformación en la 360factory requerirá las mejores mentes, incluso en disciplinas que no suelen asociarse con la producción. Entre ellas, la electrónica y el desarrollo de software”.

Como primera 360factory totalmente integral de Audi, la planta de Ingolstadt servirá de modelo para la transformación de las instalaciones de producción a gran escala de la empresa en todo el mundo.

También te puede interesar:

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor introduce tu comentario
Por favor ingrese su nombre aquí