spin

Spin, la filial de micromovilidad de Ford Motor Company, ha hecho oficial un acuerdo internacional con la empresa de software Tortoise. Como resultado, la asociación llevará los patinetes eléctricos Spin S-200, que pueden ser controlados en remoto, a ciudades en Estados Unidos y Europa.

La gran novedad de estos patinetes, que son controlados por SpinValet, una nueva plataforma, es que pueden ser controlados en remoto. Así, los patinetes que son mal estacionados pueden aparcarse correctamente en cuestión de segundos.

Spin Valet combina el software de Tortoise con una serie de cámaras incorporadas en la parte delantera y trasera del S-200. Esta tecnología hará posible que un conductor pueda llamar a un e-scooter que se encuentre a varias manzanas y que vaya hasta el lugar de recogida deseado.

Boise, en Estados Unidos, primer campo de pruebas

La primera flota de S-200 se pondrá a prueba en Boise (Idaho, EE.UU.) esta primavera. La ciudad recibirá hasta 300 e-scooters S-200.

Advertisement

Ben Bear, director de Desarrollo de Negocios de Spin, explica:

“Se ha hecho mucha comunicación en torno el potencial de los patinetes con control remoto, pero esta asociación marca un punto de inflexión, con planes operativos tangibles que de verdad suponen poner esta tecnología en la calle. Además de ofrecer mayor fiabilidad a los consumidores y más orden en las ciudades, esto podría mejorar significativamente la economía de las unidades, al reducir sus emisiones de carbono y el trabajo operativo necesario para mantener y aparcar correctamente las flotas”.

Patinetes eléctricos con control remoto

Cuando el usuario finaliza el trayecto, en caso de que el patinete sea estacionado de forma incorrecta, el equipo de operaciones remotas aparcará bien el vehículo a una velocidad máxima de 5 km/h. Del mismo modo, si el usuario deja el patinete en una zona de poca visibilidad en la que es poco probable que alguien vuelva a usarlo, el equipo también lo desplaza hacia otra zona.

A finales de este año, Spin ofrecerá la posibilidad de pedir un patinete eléctrico a través de la aplicación, lo que permitirá a los clientes reservar un e-scooter por adelantado, o en tiempo real. Con el control remoto, el personal de operaciones llevará cualquier S-200 al lugar deseado.

Eventualmente, los patinetes eléctricos que tengan la batería agotada irán automáticamente al Spin Hub más cercano para cargarse.

Tony Ho, vicepresidente de Desarrollo de Negocios Globales de Segway, señala:

“Aunque el S-200 supone un pequeño paso para que la robótica de Segway impulse la nueva generación de e-scooters compartidos de Spin, creemos que se trata de un desarrollo significativo que marca el inicio de un tipo de tecnología que puede desbloquear todo el potencial de la micromovilidad, en su uso práctico y operativo. Estamos deseando ver el impacto real de estas soluciones, y lo que aportarán a este programa piloto”.

Te puede interesar

 

 

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here