puntos de carga pública

La CNMC ha aprobado la Circular 3/2020 que establece la metodología para el cálculo de los peajes de transporte y distribución de electricidad. En esta Circular se establece que los puntos de carga pública dedicados en exclusiva a la recarga de vehículos eléctricos tendrán un peaje especial más barato.

Esta medida facilitará el desarrollo de los puntos de carga pública por toda la geografía española, ya que aliviará los altos costes de las instalaciones. Hasta ahora, una instalación con un término fijo de potencia de 200 kW costaba alrededor de 20.000€/año, independientemente de las recargas de vehículos que se efectuasen. De esta forma, su amortización era poco menos que inviable. Según fuentes del sector, el empuje que dos grandes eléctricas y una petrolera tienen dentro de la CNMC habría propiciado esta medida.

Hasta ahora, una instalación  de un punto de carga pública con un término fijo de potencia de 200 kW costaba alrededor de 20.000€/año

La proliferación de estaciones de recarga por las carreteras españolas, impulsadas por el Plan MOVES Infraestructuras, ha hecho que los propietarios pusieran el grito en el cielo ante el desmesurado coste que se les venía encima.

Diversas asociaciones como AEDIVE y empresas instaladoras, ya venían pidiendo una rebaja en el tipo impositivo del término fijo de potencia, a imagen de la mayoría de países de la UE. Elena Bernárdez, responsable de vehículo eléctrico de Endesa X, o Carlos Bermúdez, Gestor de Desarrollo de Movilidad Eléctrica de Repsol, ya nos hablaron en su día de la necesidad de paliar este hándicap de la infraestructura de carga en los corredores nacionales.

Para Carlos Carmona, director de GiC, esta normativa es una gran noticia por dos motivos:
1- Es una de las reclamaciones que venimos solicitando los gestores de carga desde hace años, y muestra el compromiso de Teresa Ribera con el sector de la movilidad eléctrica. Pronto veremos nuevas medidas en pro de este sector y esperamos que este año las subvenciones y dineros públicos se vean incrementados sustancialmente. Esta pendiente que se consigan sacar adelante los Presupuestos Generales del Estado.
2- Trasforma positivamente el modelo de negocio de la carga pública, ya que hasta la fecha ha estado lastrado por el coste del termino fijo de potencia.

Según Carmona, GiC tiene más de 100 proyectos paralizados a la espera de esta normativa. Estos proyectos no son sólo propios, sino de empresas de servicios energéticos, concesionarios, hoteles y centros comerciales.

Con la publicación de la Circular 3/2020 de 15 de enero en el BOE de 24 de enero, se potenciará la instalación de estos puntos de carga pública, ya que se pretende que el 80% de la factura corresponda a la energía consumida, mientras que el 20% corresponda al término fijo de potencia.

Lo que dice la Circular 3/2020

  • El punto de suministro sea de acceso público y de uso exclusivo para recarga de vehículos eléctricos.
  • Los términos de potencia contratada y de energía consumida pasarán de los 3 actuales a los 6 que establece la nueva norma. De esta forma, el consumidor podrá establecer hasta 6 potencias diferentes en función del periodo horario.
  • Este peaje será de aplicación durante el periodo regulatorio 2020-2025
  • Los peajes para la recarga de vehículo eléctrico se determinarán de la siguiente forma:

a) Los términos de potencia se determinarán de forma que recupere el 20% de la facturación por peajes de transporte y distribución de los correspondientes peajes de acceso establecidos en el artículo 6.2 apartados b) y c) supuesta una utilización del punto del 10%.

b) Los términos de energía se determinarán de forma que recupere el 80% de la facturación por peajes de transporte y distribución de los correspondientes peajes de acceso establecidos en el artículo 6.2 apartados b) y c) supuesta una utilización del punto del 10%.

Te puede interesar

La movilidad eléctrica en Francia

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here