Renault Austral

El nuevo Renault Austral está de pruebas por las carreteras europeas para ultimar su puesta a punto previa a la producción. La factoría de Palencia se prepara para la fabricación del que va a sustituir al SUV Kadjar. Basado en la nueva plataforma CMF-CD3, el coche incorporará todas las mejoras de calidad y tecnología de la marca. Y, además, numerosas motorizaciones, todas híbridas o hibridas enchufables.


El Austral está en sus últimos momentos de pruebas, que permiten validar la fiabilidad y la longevidad de los distintos componentes. Asimismo, permiten la validad de todas las motorizaciones del coche en las condiciones más adversas.

Este tipo de pruebas se conocen como “Confirmation Runs”. Concretamente, un centenar de vehículos recorrerán dos millones de kilómetros.

Francia, España, Alemania y Rumanía son los países por los que transitará el nuevo Austral. 900 conductores y 600.000 km de pruebas en carreteras abiertas. Y, además, otros 1.400.000 km de circuito.

Austral en movimiento

Estas pruebas van a permitir, entre otras cosas, validar: los reglajes de la nueva plataforma CMF-CD3, evolución de la CMF-C que comparte la Alianza; los asistentes a la conducción; la insonorización y el confort que ofrece el sistema de suspensión. Todo ello, para ofrecer el mejor producto final.

Renault Austral

El nombre de Austral, según Renault:

“Invoca la vitalidad y el calor del sur, el placer tranquilo de la naturaleza, así como los espacios abiertos, evocando oportunidades ilimitadas”.

La marca espera que el nuevo coche sea capaz de conseguir, y superar, los éxitos del Kadjar, uno de los SUV más vendidos en Europa.

Además de calidad y tecnología, Renault ofrecerá un mayor número de motorizaciones híbridas, casi todas nuevas. Entre ellas, la E-TECH híbrida enchufable de nueva generación.

La marca señala que el Austral tendrá una eficiencia récord; emisiones muy reducidas (105 g de CO2/km para el PHEV); y una potencia máxima de 200 CV. La potencia indica también una evolución de la tecnología PHEV, con respecto al Captur o al Mégane, ya que proporciona más potencia.

Trasera del SUV

En cuanto a su aspecto, lo poco que deja ver el camuflaje indica que el coche ofrece un aspecto nuevo. A ello ayudan la parrilla cóncava y las tomas de aire reubicadas y remodeladas.

Por otra parte, y de momento, no se sabe nada de un Austral eléctrico, ya que la marca no ha desvelado ningún dato en esa dirección. Quizás los acuerdos en el seno de la Alianza (Renault-Nissan-Mitsubishi) marquen pautas.

Sin embargo, no debemos olvidar que la marca tiene una estrategia clara con respecto a la electrificación: 9 de cada 10 coches Renault serán eléctricos en 2030. Al menos, así lo indicaba Luca de Meo hace pocos meses hablando de su plan “Renaulution”.

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here