Normativa de consumo

Desde el día 1 de enero se aplica el Real Decreto-ley 7/2021 que incorpora una serie de modificaciones en la normativa de consumo. Afecta a los plazos de garantía de los coches comprados sólo desde 2022, indican desde GANVAM. Esta normativa se une, desde el inicio del año, a la aplicación del ciclo WLTP, que ha hecho subir el precio de los coches nuevos.


La aplicación de la normativa de consumo no tiene efecto retroactivo. Es decir, que los coches comprados con anterioridad al 1 de enero de este año se regirán por la normativa anterior. Y se aplica, igualmente, al plazo de presunción de falta de conformidad.

Con respecto a la normativa de plazos de garantía: el cambio normativo supone la incorporación al derecho Español de la Directiva Europea 2019/771, de 20 de mayo de 2019. Está relacionada con algunos aspectos de los contratos de compraventas de bienes.

Modificaciones en la normativa de consumo

Las modificaciones principales tienen estos efectos:

  • El plazo de garantía pasa de 2 a 3 años en la venta de vehículos nuevos.
  • En el caso de los vehículos de ocasión, podrá seguir pactándose un plazo mínimo de 1 año.
  • El periodo en que la carga de prueba corresponde al vendedor sube a 2 años. Hasta ahora, la ley consideraba al fabricante responsable de las averías sólo durante 6 meses; era el usuario el que, después de ese tiempo, debía demostrar que las averías no eran consecuencia del uso. Ahora el plazo de responsabilidad del fabricante pasa a dos años. En los vehículos de segunda mano podrá pactarse un periodo mínimo de 1 año (actualmente es 6 meses).
  • El plazo para comprobar que una reparación en garantía es correcta, aumenta de 6 meses a 1 año.
  • Posibilidad de suspender el pago del precio por incumplimiento del vendedor.
  • Plazo de prescripción de las acciones judiciales pasan de 3 a 5 años.
  • El plazo de disponibilidad de repuestos y atención en servicio técnico sube de 5 a 10 años.

Normativa de consumo y averías

El nuevo plazo de garantía será aplicable únicamente a los contratos de compraventa que se celebren a partir del 1 de enero. Es decir, no afectará a las averías que puedan surgir a partir de esa fecha en vehículos vendidos antes del año 2022. A todos los efectos, éstos seguirán a todos los efectos bajo la normativa anterior. Igualmente ocurre con el plazo de presunción de la falta de conformidad.

conducción autónoma
La nueva normativa de consumo aumenta los plazos de garantía.

Contrato de compraventa de GANVAM

Explica la asociación que va a modificar el Contrato de Compraventa que elaboró con el Instituto Nacional de Consumo y las CC.AA. para adaptarlo a la nueva normativa.

Entonces, se presentaron una serie de enmiendas orientadas a las reparaciones con vehículos de cierta antigüedad y kilometraje para incorporar al Proyecto de Ley. Desde GANVAM indican que el contrato se adaptaría si hubiera modificaciones durante la tramitación parlamentaria.

Precios más caros por el WLTP

La compra de un coche nuevo a partir del 1 de enero de 2022 no sólo debe cumplir esta nueva normativa. También va a costar más caro por la entrada en vigor de la normativa comunitaria de medición de consumo y emisiones basadas en el ciclo WLTP (Worldwide Harmonized Light Vehicles Test Procedures). Como consecuencia de los problemas para el sector, el Gobierno demoró en su día la aplicación de esta norma.

Aún así, el sector, con la pandemia y la crisis de microchips, no pasa por su mejor momento. Y algunas predicciones del 2022 no dan una gran mejora en ciertos aspectos.

Aun así, la entrada en vigor de la normativa WLTP se aplica desde el día 1. Repercute directamente en el Impuesto de Matriculación. Para calcular el importe de este tributo, se miden las emisiones de CO2 del coche según el ciclo WLTP. Se calcula que el 50% de los coches a la venta subirán unos 800 euros de media.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor introduce tu comentario
Por favor ingrese su nombre aquí