Ni son mucho más caros, ni tienen poca autonomía, pero sí son mejores para ciudad que para viajes largos; repasamos tres mentiras y dos verdades de los coches eléctricos

La movilidad eléctrica avanza a pasos agigantados gracias a un contexto en el que las políticas públicas incentivan el despliegue del vehículo de energía alternativa.

Tal y como se desprende del último informe de la Agencia Internacional de Energía (IEA por sus siglas en inglés), las ventas de coches eléctricos alcanzaron los 6,6 millones de unidades en 2021 a nivel global, triplicando así las cifras de 2019.

Al inicio de la pandemia, solo la mitad de los españoles tenía en cuenta este tipo de vehículos como una opción real, unos datos que han crecido a día de hoy hasta un 73%, según las conclusiones de una encuesta elaborada por Oliver Wyman.

Tres mentiras sobre los coches eléctricos

Los falsos mitos sobre los coches eléctricos siguen suponiendo una barrera de entrada para los potenciales usuarios de la electromovilidad. Con la ayuda de Power Dot, uno de los OPC con mayor crecimiento en Europa, desmontamos las tres grandes mentiras que se dicen sobre este tipo de vehículos:

1. Son más caros

“El mayor obstáculo para los consumidores, sobre todo en España, es el coste, pero esto no es más que una verdad a medias”, afirman desde Power Dot.

Aunque es cierto que el desembolso inicial puede ser mucho mayor que si se opta por comprar un coche de combustión, es importante recordar que no siempre es así: si puedes optar al Plan Moves III tendrás una subvención de hasta 7.000 euros.

Todos los informes coinciden en que el precio de los coches eléctricos irá equiparándose a los de gasolina y diésel. Es más, un informe reciente de la OCU señala que el precio medio de los coches ha aumentado un 35% en los últimos cinco años, mientras que los eléctricos han bajado de precio casi un 20%.

itv

2. No tienen suficiente autonomía

Los coches eléctricos de más reciente lanzamiento pueden recorrer sin recargar entre 400 y 700 kilómetros de media. “Si utilizamos un cargador de 150 kW, podemos cargar nuestra batería del 0% al 80% en apenas 15 minutos, es decir, el mismo tiempo que gastamos cuando paramos a echar gasolina, aprovechando el descanso para ir al baño”, apuntan los expertos de Power Dot.

Esto significa que, en los desplazamientos de largo recorrido, cuya distancia puede oscilar entre 400 y 1000 kilómetros, deberemos parar al menos dos veces.

“Teniendo en cuenta que se recomienda descansar, como mínimo, cada 2 horas al volante o cada 150/200 kilómetros recorrido, viajar en coche eléctrico con una buena planificación de las paradas no presenta más inconvenientes que hacerlo en vehículos de combustión interna”, añaden.

3. Los coches eléctricos tienen velocidad limitada

El tercero de los falsos mitos que se vierten es el que dice que los coches eléctricos no alcanzan ni los 100 km/h.

Esto hay que matizarlo. Tal y como explican los expertos, para aumentar las prestaciones del motor eléctrico y reducir el consumo de energía, son muchos los coches eléctricos que tienen la velocidad limitada electrónicamente entre los 130 y 150 kilómetros por hora. “Sin embargo, esta velocidad máxima es más que suficiente para los límites de velocidad que se pueden alcanzar en las carreteras españolas y europeas”, añaden.

Uno de los nuevos eléctricos asignados para Melfi es el que, probablemente, lleve el nombre de DS 9 Crossback.

Dos verdades que tendrás que asumir

Pero para ser del todo realistas hay dos verdades incontestables:

1. Los coches eléctricos son mejores para la ciudad

Ojo, que esto no es un inconveniente. Además de tener acceso ilimitado en las Zonas de Bajas Emisiones (ZBE) que empiezan a funcionar en muchas ciudades, los coches eléctricos son más idóneos en las ciudades ya que aprovechan el freno regenerativo para recuperar parte de la energía.

Otros aspectos que hacen que la elección de este tipo de vehículos sea la mejor para la ciudad es que presentan costes de uso inferiores a los coches de gasolina o gasóleo, beneficios fiscales y aparcamiento gratuito en la vía pública.

2. La red carga pública es limitada

Actualmente, España cuenta con 13.411 infraestructuras de acceso público. Con respecto a Europa, nuestro país se encuentra entre los últimos puestos con 10 puntos de recarga por cada 100.000 habitantes.

No obstante, desde los organismos públicos se está impulsando la infraestructura de recarga para vehículos eléctricos en la vía pública. El objetivo es disponer de 100.000 puntos de recarga públicos en 2023.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor introduce tu comentario
Por favor ingrese su nombre aquí