Las pruebas de los sistemas de tracción eléctrica se realizan en condiciones reales de funcionamiento.
Las pruebas de los sistemas de tracción eléctrica se realizan en condiciones reales de funcionamiento.

MAHLE ha invertido alrededor de 3 millones de euros en un nuevo banco de pruebas. El banco posibilitará el desarrollo y las pruebas de ejes eléctricos y unidades de tracción eléctrica para vehículos eléctricos e híbridos. Con este paso, la empresa alemana, uno de los mayores proveedores de automoción del mundo, dirige su estrategia a la movilidad eléctrica.


El nuevo equipo de Stuttgart (Alemania) ya ha realizado la primera prueba para un cliente alemán. Según el vicepresidente de Investigación Corporativa e Ingeniería Avanzada de MAHLE, Dr. Martin Berger:

 “Con la puesta en servicio del banco de pruebas, MAHLE continúa con la expansión específica de su gama global de servicios para la movilidad eléctrica.

Tanto nuestros clientes como nuestros desarrolladores pueden beneficiarse ahora de una instalación ultramoderna, que es una de las pocas en Alemania”.

En el futuro, el nuevo banco de pruebas electrónicas se utilizará en nombre de clientes internacionales para: llevar a cabo trabajos de desarrollo funcional; simular modos de operación transitorios y altamente dinámicos; realizar mediciones de eficiencia y vectorización de par; y simular escenarios de deslizamiento de ruedas. Asimismo, para la aplicación de mapas operativos y población de datos; las pruebas de sistemas de alto y bajo voltaje; y la investigación de las influencias térmicas.

Banco de pruebas

La instalación incluye una unidad con dos máquinas de carga montadas en posiciones opuestas, equipadas con motores eléctricos síncronos de imanes permanentes. Gracias a un manejo de potencia nominal de 350 kW por dinamómetro y a una capacidad de manejo de par máximo de 8.400 Nm, la configuración permite resultados impresionantes sobre rendimiento.

Banco de pruebas de MAHLE.
Banco de pruebas de MAHLE.

Además, posibilita la elaboración de mapas de rendimiento, la precisión del rendimiento y la realización de estudios de eficiencia. Es posible gracias a simuladores de batería separados para aplicaciones que van de 48 V a 1000 V; asimismo, a un sistema de análisis de potencia de alta velocidad.

Además, la nueva instalación cuenta con un sistema de acondicionamiento térmico de alto rendimiento. Proporciona un rango de temperatura de –30 o C a +130 o C para la simulación precisa de las condiciones operativas del vehículo. Esto asegura que los variadores probados en la instalación funcionarán de manera fiable bajo la más amplia variedad de condiciones climáticas en todo el mundo.

El tiempo que pasa un “e-drive” en el banco de pruebas depende de los requisitos específicos del cliente. Varía desde alrededor de 200 horas, para probar funciones individuales, hasta un año completo, cuando se requieren pruebas de resistencia.

Sala de control que recoge los datos del banco de pruebas.
Sala de control que recoge los datos del banco de pruebas.

MAHLE y la movilidad del futuro

MAHLE es un grupo tecnológico alemán que ha cumplido un siglo de vida. Desde sus orígenes, como un pequeño taller, se ha convertido en uno de los mayores proveedores de automoción del mundo. Actualmente, tiene 160 ubicaciones en más de 30 países.

El grupo tecnológico ofrece no solo componentes de motor y productos de filtración, sino también: electrónica de potencia y unidades de control; motores eléctricos; componentes eléctricos; software; productos de gestión térmica; así como, materiales, producción y tecnologías de impresión 3D. En el sector de accesorios, MAHLE también ofrece soluciones pioneras; por ejemplo, la compañía desarrolló el primer método digital para recalibrar los sistemas de asistencia al conductor.

Sobre los tipos de vehículos que contempla la compañía, ellos mismos indican:

“Como socio de desarrollo y proveedor de sistemas, el grupo de tecnología está dando forma a la movilidad del futuro en los principales mercados mundiales. Ya sea para: automóviles de pasajeros; camiones; furgonetas; vehículos agrícolas; barcos; bicicletas eléctricas; o scooters eléctricos”.

Además, las empresas emergentes del grupo ya se ocupan de otros aspectos relacionados con la movilidad del futuro. Entre ellos, la infraestructura de carga para vehículos eléctricos o los asientos para niños con aire acondicionado.

También te puede interesar:

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here