España es, según el Eurobarómetro, el país europeo donde sus ciudadanos están más alarmados por el medio ambiente (86%). La preocupación por la contaminación de las ciudades ha saltado a la opinión pública y a la agenda política, con restricciones al uso del vehículo privado en las principales ciudades. En este contexto, la movilidad inteligente gana espacio como una alternativa sostenible y respetuosa con nuestro entorno.

Como líder del servicio de motosharing, COUP ha recopilado las cinco grandes ventajas de la movilidad inteligente en las ciudades:

  1. Menos contaminación acústica: la movilidad urbana ha abandonado la etiqueta de garante de ruido y molestia para los habitantes de la ciudad. Muchos modelos de coche y motos eléctricas como las compartidas de COUP se desplazan prácticamente en silencio, sin el molesto ruido del motor, pero con seguridad gracias a un sonido eléctrico instalado una vez que la conducción supera los 10 km/h, algo que muchos agradecerán, especialmente durante las horas de descanso.
  2. Una ciudad más liberada: nuevas fórmulas de movilidad como el sharing reducen el número de vehículos propios que circulan y están aparcados.
    En España, según el IV Informe ‘Españoles ante la nueva movilidad’ de Fundación Pons, el 46% de los conductores vendería su actual coche si tuviera garantizadas eficientemente sus necesidades de movilidad profesional y personal.
    Las nuevas fórmulas de movilidad suponen una ciudad más liberada de coches y motos, se reduce el volumen de tráfico y se facilita el estacionamiento.

    moto eléctrica

  3. Ahorro de costes: siete de cada diez españoles creen que el vehículo compartido sustituirá en el medio plazo al coche propio. Fórmulas de movilidad compartida evitan el pago de gastos como seguros, combustibles, aparcamiento o mantenimiento de vehículos.
  4. Circulación más segura: la telemática de vehículos es un conjunto de herramientas que, combinadas con la geolocalización en tiempo real, monitorizan numerosos aspectos de la conducción como las zonas más y menos seguras de las ciudades. Bien empleados, estos datos suponen la base para fomentar una circulación inteligente y reducir el riesgo de atascos o incluso accidentes.
  5. Uso más sencillo de los vehículos: otro de los principales desafíos que ha logrado superar la movilidad inteligente es proporcionar un servicio sencillo.
    Los usuarios pueden localizar con precisión, activar y ponerse en marcha a bordo de un vehículo compartido en muy pocos minutos, gracias al desarrollo de aplicaciones móviles donde prima la facilidad de uso.

    Aplicación móvil de COUP
    Aplicación móvil de COUP
  6. Una atmósfera más limpia: el gran objetivo que persigue la movilidad inteligente es la habitabilidad de la ciudad a largo plazo, algo que exige del adecuado respeto al medioambiente. Todos, o casi todos los vehículos de los nuevos servicios de movilidad, como las motos compartidas de COUP, integran un motor eléctrico que minimiza las emisiones.

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here