Las otras caras de Frankfurt

0
424

El salón del automóvil de Frankfurt no aporta solo novedades y presentaciones. También pasan otras cosas y alguna de ellas relacionadas con la movilidad eléctrica. Estas son algunas de esas otras noticias del salón.

La “polémica”

otracarafrankfurt-INT1De un lado al otro del mismo saltó la polémica entre los presidentes de Vollkswagen y Renault-Nissan, Martin Winterkorn y  Carlos Goshn. Desde el lado franco-japonés se presumía de la experiencia acumulada durante una década y de  los 100.000 eléctricos matriculados y se daba la bienvenida a los nuevos competidores Nosotros sabemos que es el futuro y lo sabemos desde hace tiempo. De ahí que tengamos seis modelos en el mercado completamente eléctricos”. Desde el lado alemán se  jugaba la baza del trabajo y de la incorporación de la electricidad al corazón de su gama, en todas las marcas del grupo y vaticinando su liderazgo en 2018. Goshn atribuía el lento arranque de la movilidad eléctrica al escaso desarrollo de la infraestructura de recarga y prevé que en 2020 el 10% de los vehículos en circulación serán eléctricos.

En el fondo el sector agradece estas mini-guerras porque demuestran que los fabricantes apuestan por él y con ellas pelean por los futuros clientes que tarde o temprano apostarán por estas nuevas tendencias.

La normativa

Seguramente buena parte de la polémica entre franceses, japoneses y alemanes (que también afectan a los fabricantes americanos) tiene su base en la normativa que la Unión Europea ratificó al principio del verano. Según ella, en 2020 los coches no podrán emitir más de 95 gramos de CO2 por kilómetro, siendo el objetivo para 2015 bajar de los 130 gr CO2/km. Y así surge el mercado de los créditos según el cual vender un modelo eléctrico o híbrido que emita menos de 50 gr CO2/km podría compensar  las ventas de dos que emitan más de 95 gr CO2/km. Los fabricantes alemanes son firmes defensores de este sistema. La reducción de emisiones es costosa; exige la optimización de los motores de combustión y la aplicación de tecnologías híbridas, además de reducción del peso del chasis. Esto incrementará el precio respecto a los actuales y por eso Alemania apuesta por  el sistema de  compensación. Y es normal. El grupo VW cuenta en sus filas con marcas de modelos superdeportivos cuyas emisiones están muy lejos de los 95 gr CO2/km: Audi, Bentley, Bugatti, Lamborghini y Porsche. Algunas de ellas ya están trabajando en modelos híbridos. Y algo similar les ocurre a las gamas de BMW y Mercedes-Benz.

Y una visita

otracarafrankfurt-INT2Ángela Merkel inauguró el salón y apostó por la movilidad eléctrica refiriéndose a las tendencias del mercado de ventas. La convergencia de varios sectores aúna todos las características fundamentales  para el desarrollo industrial tan necesario en estos tiempos en los que la economía demanda sectores de inversión seguros. En plena campaña electoral y con Europa entera siguiéndole los pasos aseguró la inversión de recursos para la implantación de la infraestructura de recarga en su país. Quien quiera escuchar que escuche.

Durante su visita a la exposición de Volkswagen dijo, en relación con la polémica anterior de la normativa:  “No se puede tomar una decisión sobre la normativa de emisiones sin tener en cuenta a los fabricantes”.

Resumiendo

Hasta aquí un breve resumen por la actualidad del Salón que parece marcar una tendencia clara hacia la movilidad eléctrica que pasa, irremediablemente, por los motores híbridos y sobre todo por los híbridos enchufables. Ser eléctricos por la ciudad y de combustión fuera de ellas garantiza la movilidad, dando tiempo al desarrollo de la infraestructura de recarga y al avance de la tecnología de las baterías y las recargas inalámbricas. El vehículo eléctrico es ya una realidad en la ciudad por las que no es muy complicado moverse, pero es necesario poder viajar en ellos sin tener que desembolsar el precio de un Tesla Model S.

Fuente: Faconauto

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here