Base de recarga de Zity en Madrid con cargadores de Simon
Base de recarga de Zity en Madrid con cargadores de Simon

¿Cuánto cuesta la instalación de un punto de recarga en casa? Te podemos decir que la media supera los 1.500 euros (sin ayudas); pero que la cifra final depende de muchos factores.

Hemos pedido ayuda a los expertos de Esmove para saber cuáles son las claves que determinan el precio de la instalación de un punto de carga en un garaje comunitario.

Ubicación del punto de recarga

La diferencia entre instalar un punto de recarga en un garaje privado (vivienda unifamiliar) y un garaje comunitario es importante.

Primero, por los trámites. Si compartes garaje, de acuerdo con la Ley de Propiedad Horizontal no tendrás que pedir permiso a los vecinos, pero sí informarles por escrito de tu intención de instalar un cargador en tu plaza.

Tendrás que respetar la demarcación de tu plaza. Es posible, además, que te pidan un croquis que muestre por dónde irá la conducción y el punto de recarga y que en el escrito indiques que te haces responsable de cualquier daño que se pueda producir en las zonas comunes durante la instalación.

CargaTuCoche tiene un programa de Recarga Colaborativa.

Segundo, por el precio. La instalación en un garaje comunitario suele ser algo más cara que en una vivienda unifamiliar. “Este sobrecoste responde al número de metros ya que lo habitual es que en una comunidad de vecinos el cuarto de contadores esté algo más alejado”, explican desde Esmove.

Metros de cable

Este es uno de los aspectos clave del presupuesto de instalación de un punto de recarga y la razón por la que muchas empresas no dan presupuesto hasta haber realizado una visita presencial.

La distancia que separa la plaza de garaje y el cuadro eléctrico establece los metros de cable que serán necesarios para la instalación.

En este punto cada empresa fija sus tarifas.

Pasos de forjados

Dependiendo del número de plantas que haya que descender hasta llegar a tu plaza de aparcamiento variará el precio.

Si no hay pasos disponibles se tendrán que abrir nuevos para llegar hasta tu plaza de parking.

Punto de recarga

Igual de importante que los metros de cable es el cargador que elijas para instalar en tu plaza de garaje.

Aquí influyen muchos aspectos, que van desde la estética hasta el precio de compra.

Los expertos de Esmove recomiendan un dispositivo de carga que no ocupe demasiado espacio en la plaza, que  y, sobre todo, que tenga control de carga (un sistema que regula la gestión de la potencia contratada y prioriza las necesidades del domicilio sobre las del punto de recarga).

“Siempre aconsejamos instalar cargadores con control de potencia para que la carga del vehículo no supere la potencia máxima contratada en el vivienda”, explican desde la startup de instaladores.

Para una instalación doméstica, desde Esmove recomiendan un cargador V2C Trydan, con protecciones integradas (esto es importante, porque sino habrá que sumarlas al presupuesto y rondan los 200 euros) y manguera de cinco metros tipo 2 (Mennekes).

Es un cargador monofásico 32A, con control dinámico de potencia, app de manejo y conexión WiFi y Bluetooth. Su precio, con IVA incluido, es de 895 euros.

Mano de obra

El número de instaladores (normalmente son dos) y el tiempo que necesiten para llevar a cabo la instalación es otro factor clave del presupuesto de instalación de un punto de recarga.

También es uno de los aspectos que marca la diferencia entre unas empresas y otras. La media está en unos 60 euros la hora; necesitarán, al menos, tres horas de trabajo.

Certificado

Nunca contrates una instalación que no incluya en el presupuesto el certificado oficial de legalización de instalación del punto de recarga (bases recogidas en el REVT-52).

Este documento suma 181,50 euros al presupuesto pero en caso de inspección no tenerlo conlleva una sanción mucho más elevada.

Plan Moves III

Si hasta ahora hemos sumado, llega el momento de restar.

El Plan Moves III asigna una parte de su dotación a subvencionar la instalación de un punto de recarga. La ayuda puede ser de hasta el 70% del presupuesto sin IVA; o de un 80% si vives en un municipio de menos de 5.000 habitantes. En este enlace tienes más información sobre el Plan Moves infraestructura.

Algunas empresas, como Esmove, se encargan de todo el papeleo para solicitar la ayuda; pero avisan: ni esta es segura (depende de que en tu comunidad autónoma quede presupuesto), ni mucho menos inmediata (hay quien lleva más de un año esperando para recibirla).

 

-

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor introduce tu comentario
Por favor ingrese su nombre aquí