JAC Volkswagen

JAC Volkswagen ha colocado la primera piedra de su nuevo centro de I+D asentado en Hefei (China). Su construcción, supone un gran paso en la historia de la joint venture establecida por ambas marcas -a las que se unió Seat en julio- y en él, centrarán el trabajo en el desarrollo del vehículo eléctrico, la conectividad y el coche autónomo.

En este nuevo proyecto, que llega dos semanas después de un acuerdo estratégico entre Volkswagen Group China, JAC y Seat, todos los socios aportarán su inversión y conocimiento además de aprovechar su fortaleza tecnológica y de producto, para desarrollar una plataforma con la que se pretende intensificar el desarrollo de la e-movilidad en el país asiático, donde la marca española desembarcará a partir de 2021.

Gracias al apoyo de los accionistas, entre los que también se encuentra Seat, la alianza de las marcas seguirá avanzando en su estrategia de innovación para el desarrollo de la movilidad sostenible y este, es el primer paso de un futuro donde se trabajará de manera conjunta en la electrificación de los vehículos, incluyendo también los de la firma española, con la intención de marcar un paso firme hacia la siguiente etapa de desarrollo.

China, se ha consolidado como la primera referencia del futuro de la industria de la movilidad además, de ser el principal impulsor de esa transformación que está por venir.

“Electrificar y dotar de inteligencia son clave para la transformación que está viviendo la industria de la automoción”, apuntaba Li Ming, presidente de JAC Volkswagen. El objetivo es cumplir con la ofensiva de abastecer unos vehículos 100% eléctricos, que cuenten “con un alto componente de innovación”.

Seat avanza en Asia con JAC Volkswagen

Gracias a su incorporación en este proyecto, Seat da un paso hacia delante en el mercado asiático y fortalece su imagen de marca tras convertirse en “la marca líder del Grupo Volkswagen en la joint venture con JAC Volkswagen”, como afirmaba Christian Vollmer, vicepresidente de Producción y Logísitca de la firma, que además clasificaba como “un orgullo” la posición de la que gozan en este proyecto asentado en el mercado asiático.

China, se ha consolidado como la primera referencia del futuro de la industria de la movilidad además, de ser el principal impulsor de esa transformación que está por venir. La construcción del centro de I+D, se convierte en la piedra angular del desarrollo de JAC Volkswagen y para Peter Wyhinny, vicepresidente primero de la joint venture, convertirse en la primera alianza “dedicada a estos vehículos en China”, se trata de un “momento histórico” que tratarán de aprovechar para “satisfacer las necesidades del cliente chino y construir un futuro de movilidad sostenible”.

La creación del centro, servirá como propulsor de la movilidad eléctrica en la que trabajan desde Volkswagen Group China y sus joint ventures, que para los próximos dos años prevén en lanzamiento de 30 nuevos vehículos eléctricos. La mitad de ellos serán producidos en el mercado chino y el objetivo del Grupo, será suministrar alrededor de 400.000 vehículos eléctricos en el país asiático en 2020, para alcanzar 1,5 millones de entregas en 2025.

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here